Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: LIGAS EXTRANJERAS

El Juventus vuelve a ser líder en Italia

El Inter pierde ante el Bari y su técnico, Luigi Simoni, es amenazado con la destitución

Roma / Madrid

El Juventus de Turín volvió al liderato del campeonato italiano tras ganar ayer al Sampdoria con dos goles de Inzaghi (2-0). Más que por méritos propios, el Juventus asciende porque sus rivales de más peso sólo amenazan con derrumbarse. Ayer empató el Milan, perdió el Lazio, y la Vecchia Signora asumió la cabeza de la clasificación con un punto de ventaja sobre el Fiorentina, que perdió en Parma (2-0). Pero la imagen más sombría la exhibió el Inter de Milán, que prosiguió su curso de decepción y racanería. El Bari ganó en San Siro (2-3) y puso al técnico, Luigi Simoni, al borde del despido. Hasta el presidente del Inter, Massimo Moratti, se atrevió a lanzarle un fardo de presión añadida insinuando una dimisión: "Simoni adoptará una decisión radical, si eso sirve".

Ronaldo no pudo salvar a su equipo. Cuando el brasileño entró al campo en el minuto 57 ya era demasiado tarde: el Inter perdía 0-2. Pero el delantero, que se recupera de una extraña lesión crónica de rodilla, reanimó a sus compañeros. Uno de ellos, Javier Zanetti, Pupi, reflejó la aparición de la estrella: "Ronaldo se hace notar, te da confianza y ayer salió con todo, puso movilidad, rapidez, y participó en los dos goles, provocó el penalti del primer tanto interista y le dio el pase del segundo a Colonese". El Inter logró empatar a dos goles pero Masinga aplacó la euforia milanesa con un tanto definitivo que puso al conjunto de Simoni -el equipo con mayor presupuesto en fichajes del fútbol italiano- en la octava posición y con una depresión creciente en su vestuario.

Zanetti y el Madrid

Zanetti (que ayer no mostró reparos en ofrecerse como alternativa para jugar en la banda derecha del Madrid, como lateral o "por delante de Panucci", como medio) habló de la depresión de su equipo: "No nos esperábamos que el Lazio nos ganara 5-3 en la jornada anterior, y la verdad es que las cosas no nos salen, hemos perdido tres partidos seguidos, la continuidad del técnico está amenazada constantemente y eso es algo que los jugadores terminamos pagando".El Juventus, rival del Athletic en Liga de Campeones el próximo miércoles, venció en Turín al Sampdoria con sólo mantener la compostura. Prosiguió su ascensión a media máquina, sin Zidane ni Davis, pero con un once que confirmó su fiabilidad. Se manejó sin estridencias, marchó al ritmo de Di Livio y Deschamps, Del Piero vagó en su línea de claroscuros, y Filipo Inzaghi hizo gala de su oportunismo en el área con dos goles que elevaron a los turineses al primer puesto, el que los puede llevar al cuarto scudetto consecutivo.

En la Liga inglesa continúa líder el Aston Villa pero cada día con menos solidez. El Manchester United está a un punto de distancia y el Arsenal, a dos. Pero más allá de la lucha en cabeza, ayer destacó el regreso de Paul Gascoigne en el empate de su equipo, el Middlesbrough, ante el Nottingham Forest (1-1). El media punta dejó la clínica donde se rehabilitaba del estrés, de la depresión que arrastra tras su divorcio, y de su acusado alcoholismo para lanzarse a los campos de juego. Lo hizo bastante bien, a pesar de haber transcurrido más de un mes desde que dejara momentáneamente el fútbol. Se mostró feliz: "Es agradable estar de vuelta. Evidentemente he trabajado muy duro en la clínica. Los hinchas estuvieron fantásticos, sus cartas han sido increíbles y espero seguir esforzándome para salir adelante. De momento, tengo que acudir a la clínica dos veces por semana". Gascoigne sonrió e incluso bromeó con sus adversarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de noviembre de 1998