Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN EL PAÍS VASCO

EH quiere garantizar "comodidad" al PNV para evitar un tripartito

Euskal Herritarrok, la formación más revalorizada de las firmantes del acuerdo de Estella, va a apostar por mantener con el PNV la colaboración iniciada en los últimos meses. Conscientes de que los resultados han colocado al PNV en una posición incómoda que le puede llevar a la reedición de un tripartito, los dirigentes de la coalición estudiaban ayer fórmulas que pudieran "garantizar al PNV la comodidad que hace falta para evitarlo", además de plantearse una mayor participación en las instituciones.

Pasada la euforia inicial de los resultados electorales, en el seno de la nueva formación abertzale que ha recogido el fruto del nuevo escenario derivado de la Declaración de Lizarra, se analizaba ayer la nueva situación de menor comodidad, a la hora de formar gobierno, en la que han quedado los partidos políticos que la suscribieron.El actual gobierno bipartito ha perdido tres escaños -1 del PNV y 2 de EA- un resultado que sitúa al PNV en una posición más difícil para mantener esta fórmula de gobierno que, tras la salida del PSE en junio, facilitó mucho el acuerdo de Lizarra. Izquierda Unida, la otra formación que suscribió este pacto ha experimentado una caída de cinco escaños que merma considerablemente el apoyo, explícito o implícito, que pudieran aportar en una posible reedición de gobierno nacionalista.

En medios abertzales se mostraba ayer la disposición de la nueva formación a "garantizar al PNV la comodidad que le falta para evitar que éste partido busque de nuevo la fórmula del tripartito".

En el seno de EH se es consciente de que la nueva plataforma ha resultado revalorizada y con una mayor capacidad de liderazgo que piensa invertir en facilitar al PNV, ahora con dificultades internas para mantener la línea de pacto nacionalista, que mantenga el escenario de gobierno que hizo posible la Declaración de Lizarra.

Precisamente ayer, Arnaldo Otegi reveló que el futuro lehendakari, Juan José Ibarretxe, les había felicitado por sus resultados la noche electoral y les anunció que les llamaría en los próximos días dentro de las conversaciones que va a iniciar para la formación del gobierno. Otegi aseguró que acudirán a la convocatoria.

Las fórmulas con las que piensan dar facilidades al PNV para que persista en un gobierno nacionalista no han sido aún decididas, pero los dirigentes de la izquierda abertzale estudiaban ayer las posibilidades de tener una mayor presencia institucional en la nuevo Parlamento resultante.

Consideraban también la posibilidad de participar y entrar más en los debates parlamentarios, si el PNV "sigue apostando por la vía abierta de los últimos meses", según se afirma de forma oficiosa. En cualquier caso, cualquiera de las fórmulas pasa por una mayor participación de EH en el nuevo Parlamento vasco, es decir un reforzamiento de la acción política de la izquierda abertzale, hasta ahora más remisa.

La cabeza de lista por Vizcaya, Jone Goirizelaia, afirmó ayer en Bilbao: "Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos". La nueva parlamentaria aclaró: "Vamos a estar presentes en el Parlamento de Gasteiz para trabajar por la construcción de Euskal Herria desde la postura que nosotros defendemos. Siempre que sea necesaria nuestra participación para construir desde la izquierda en clave de construcción nacional, nosotros estaremos allí".

Por su parte, Otegi manifestó también que "el PP y el PSOE deben asumir que son una opción política minoritaria en Euskadi y que "una minoría no puede conculcar derechos nacionales y democráticos elementales". Y emplazó a José María Aznar, a su Gobierno y al Partido Popular "a que acepten los resultados: que los firmantes de Lizarra obtuvieron 746.000 votos frente a los que no lo firmaron que lograron 483.000 papeletas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998

Más información

  • La coalición estudia una mayor participación en el Parlamento vasco