Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una moción de la oposición deja sin sueldo al alcalde de La Roca

,La denominada Nueva Mayoría Democrática (NMD) de La Roca (Vallès Oriental), integrada por los firmantes de una moción de censura contra el actual alcalde, el socialista Salvador Illa, ha aprobado una resolución en la que se le retira el sueldo por dedicación exclusiva. La NMD está formada por dos concejales de CiU amenazados de expulsión por CDC, un concejal tránsfuga de este partido, tres ediles del barrio de la Torreta y el concejal tránsfuga de IC, José María Navascués. Éste último fue expulsado el pasado viernes de la formación por haber abandonado el equipo de gobierno para firmar la moción de censura en contra de la postura de la federación local, a pesar de que Navascués tiene presentadas denuncias por agresión contra su ahora socio José Nieto, de Independientes de la Torreta. Salvador Illa, que cobraba 230.000 pesetas netas como alcalde, ha anunciado que no volverá a su cargo de directivo comercial de exportación de la empresa Intermás y que mantendrá la misma dedicación al consistorio que hasta ahora, aunque sin sueldo. Esta decisión ha llevado a los concejales de su grupo municipal y a los socios de gobierno del Grupo de Independientes de La Roca (GIR) a ofrecerle su asignación mensual de 35.000 pesetas. El pleno de La Roca, al que asistieron unos 400 vecinos de este municipio de 5.000 habitantes, transcurrió sin incidentes gracias a la presencia de todos los efectivos de la Policía Local y de seis agentes cedidos por Granollers, que escoltaron a los firmantes de la moción de censura a la salida de la sesión. La NMD argumenta la presentación de la moción de censura en una supuesta gestión económica deficitaria del equipo de gobierno. El PSC y el GIR no piensan convocar el pleno de la moción hasta la finalización de una auditoría que demuestre la falsedad de las acusaciones y de un informe jurídico que argumente su ilegalidad. El equipo de Gobierno quiso acallar las críticas presentando unos datos según los cuales el ex alcalde Joan Pujol, firmante de la moción, gastó en los últimos seis meses de su gestión un millón de pesetas en comidas pagadas con la tarjeta de crédito del consistorio. Inversiones paralizadas La NMD evitó que se aprobaran las resoluciones presentadas en pleno, la mayoría de les cuales correspondían a las inversiones previstas en el presupuesto y que el consistorio había acordado sin ningún voto en contra. Esta situación obligó al equipo de gobierno a retirar algunos puntos del orden del día para evitar que su rechazo causara mala imagen entre los promotores de actividades económicas en el municipio que ahora han quedado paralizadas. Entre ellas se encuentra la venta de una parcela municipal a Value Retail, valorada en 400 millones de pesetas y que la multinacional quiere adquirir por 504 millones, la mitad del presupuesto de inversiones de la población.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998