Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior cree que ETA sigue recogiendo datos sobre concejales del PP

Interior sospecha que los comandos de información de ETA siguen recopilando datos sobre posibles objetivos terroristas por si la tregua se rompiera. "Tenemos datos", asegura Ricardo Hueso, presidente del PP de Guipúzcoa, "de que siguen controlando nuestros movimientos". Su partido ha pedido que nadie baje la guardia mientras ETA conserve las pistolas. Pero la tensión entre los cargos públicos del PP es menor y todos ellos, incluidos los que se alejaron por amenazas, participan estos días en la campaña electoral vasca.

Hace algunos días, con la tregua ya declarada, los escoltas de un cargo electo del PP en Guipúzcoa notaron que alguien les seguía. No hubo detenciones ni tampoco la confirmación de una posible presencia terrorista, pero Ricardo Hueso, cabeza de cartel en la provincia, decidió recordar a sus compañeros que deben cumplir las normas de seguridad exactamente igual que lo hacían antes del alto el fuego. "La tregua ha supuesto un alivio personal para todos, pero seguimos sin fiarnos de los terroristas y de los que simpatizan con ellos", afirma. Ramón Rabanera, presidente del PP en Álava, reconoce haber transmitido mensajes similares a los militantes. Para Hueso, está claro que ETA y su entorno siguen controlando los movimientos de los cargos públicos del PP. "Si no, ¿cómo se explica lo de Azpeitia? [un grupo de radicales agredió a varios concejales y simpatizantes del PP que acudían a un acto en esa localidad guipuzcoana]". El Ministerio del Interior tampoco se fía, y sospecha que los comandos de información siguen activos. Ayer, el acto electoral del PP en Amurrio (Álava) estuvo rodeado de impresionantes medidas de seguridad. A los numerosas escoltas del ministro Jaime Mayor Oreja y del dirigente vasco Carlos Iturgaiz se sumó un nutrido grupo de guardias civiles que formaron un cordón de seguridad en torno al lugar de reunión, mientras un helicóptero sobrevolaba la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 1998

Más información

  • Los ediles amenazados han regresado a Euskadi