Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal solicita el procesamiento de seis etarras del "comando Andalucía"

El fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Peláez ha solicitado al juez Manuel García Castellón que procese a los integrantes del comando Andalucía de ETA, detenidos el 20 y 21 de marzo pasado en Sevilla, por intentar asesinar a 24 personas, entre las que figuraban el vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos; el ministro de Trabajo, Javier Arenas; el presidente de la Junta andaluza, Manuel Chaves; las alcaldesas de Sevilla y Málaga, Soledad Becerril y Celia Villalobos, respectivamente; y varios concejales del PP.

Según el escrito de la Fiscalía, conocido ayer, Peláez pide el procesamiento de Mikel Azurmendi Peñagaricano, José Luis Barrios Martín y Maite Pedrosa Barrenechea por pertenencia a banda armada, 16 delitos de conspiración para asesinar, 8 tentativas de asesinato, uno de secuestro en el mismo grado, tenencia y depósito de armas de guerra y explosivos, y un delito continuado de falsificación de documento oficial.

Asimismo, el fiscal solicita el procesamiento del dirigente etarra José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri, por dar supuestamente la orden al comando Andalucía de secuestrar al concejal del PP del Ayuntamiento de Nerja (Málaga), José Luis Pezzi, para perpetrar un asesinato similar al del concejal del PP de Ermua Miguel Angel Blanco, por lo que le acusa de secuestro y asesinato, ambos en grado de tentativa.

Por último, Ignacio Peláez ha pedido al juez que procese a los ciudadanos franceses Jean José Esnal y David-Claude Cristian Gramont por pertenencia a banda armada, y tenencia y depósito de armas de guerra y explosivos. Ambos fueron detenidos el pasado 20 de marzo en un área de servicio de Alcalá de Guadaira (Sevilla), incautándoseles abundante material explosivo, 29 granadas, un revólver y temporizadores.

Información sobre atentados

Según la Fiscalía, por la documentación que intervino la Policía en el piso de Sevilla en el que detuvieron a Pedrosa, Barrios y Azurmendi, "queda acreditado" que tenían planeado asesinar a distintas personalidades políticas. Dicha información estaba "muy elaborada". Además de las personas antes mencionadas, los etarras intentaron asesinar al alcalde de Granada, José Gabriel Díaz Berbel; a la alcaldesa de Fuengirola (Málaga), Esperanza Oña; al alcalde de Torremolinos (Málaga), Pedro Fernández Montes; al concejal del PP de Marbella (Málaga) Alfonso Carlos Gutiérrez de Rave; al diputado regional José Antonio Lemonche, a quien colocaron una bomba-lapa en su vehículo en Calamoral (Málaga) pero desistieron al no adherirse el artefacto en los bajos del turismo; al concejal del PP de Sevilla Mariano Palancar Sánchez; y a varios agentes de la Policía Nacional y funcionarios de prisiones.En el piso de la calle José Laguillo de Sevilla donde fueron detenidos los integrantes del comando, la Policía encontró 100 kilos de amonal, 8 pistolas, cargadores, un rifle con mira telescópica, 4 subfusiles, cloratita, temporizadores, y emisores, entre otras armas y material terrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998