De la Rosa no comparece ante el juez que lleva la demanda de KIO por apropiación

La demanda de responsabilidad civil presentada en Londres contra una veintena de sus antiguos gestores por la agencia inversora kuwaití KIO, propietaria en España de la firma Torras, por apropiación indebida de sus fondos, provocó ayer la primera comparecencia de las partes implicadas en suelo británico. Javier de la Rosa, en su día vicepresidente en España del grupo Torras-KIO, no acudió alegando que tenía pendientes dos causas penales, una en Madrid y otra en Barcelona.Los letrados de Baker & McKenzie, despacho que representa a los nuevos dueños de KIO, recordaron al tribunal que la cuantía del caso es enorme (se reclaman más de 500 millones de dólares, unos 70.000 millones de pesetas) y en las próximas semanas "oiremos explicaciones rarísimas de lo ocurrido con dicha suma".

De la Rosa remitió al juez una nota donde explica que no puede abandonar el territorio español. La Audiencia Nacional instruye contra él un caso derivado de otra querella del grupo Torras. Está inculpado además en la descapitalización de la sociedad Grand Tibidabo.

"Tal vez haya que pensar en pedir auxilio judicial para que declare. Un ciudadano europeo debería poder ir a otro país del mismo continente para algo así", comentó sorprendido el juez cuando los letrados británicos que representan a KIO expusieron la situación del empresario.

De solicitarse dicha ayuda (comisión rogatoria), la declaración podría efectuarse en España y frente a un juez español facultado para ello. Juan José Folchi, el ex abogado barcelonés del grupo Torras, excusó también su presencia por carta.

Como el procedimiento legal se encuentra en su primera fase, equivalente a la de alegaciones, los letrados de Baker & McKenzie presentaron los hechos y sus propias pretensiones. "El caso suma por lo menos cinco acciones judiciales y los demandados no han demostrado interés alguno en ellas. Ocurre que no pueden negar los hechos. Las transacciones que reflejan el desvío de fondos no pueden deberse a gente de orden", señalaron ante el juez. Los letrados de otro de los demandados, Sheik Fahad Mohamed al Sabah, ex presidente de KIO, manifestaron por su parte que De la Rosa "ha mentido al asegurar que el dinero desaparecido sirvió para efectuar supuestos pagos políticos. Él ha falsificado documentos y quiere implicar a mi cliente. Él y sólo él manejaba los fondos de Torras en España", dijeron.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS