CRISIS FINANCIERA MUNDIAL

La Bolsa de Madrid cierra septiembre con una pérdida del 6,69% y por debajo de 700 puntos

La Bolsa de Madrid cayó ayer un 3,99% y culminó el mes de septiembre con una pérdida del 6,69% y por debajo de los 700 puntos. La decepción de los mercados por la leve reducción de los tipos en EEUU y la nueva revisión a la baja del crecimiento mundial por parte del FMI provocaron un nuevo desplome de los mercados internacionales. Wall Street reflejó esta decepción con una caída de 237,90 puntos (2,94%) y quedó en 7.842,62. La Bolsa de Tokio descendió un 3% y retrocedió a su nivel más bajo en 13 años.

La Bolsa de Madrid registró ayer una de las peores caídas entre las principales plazas europeas y en el marco de un desplome generalizado de todos los mercados de oriente a occidente. Wall Street, insatisfecha por la moderada reducción de tipos de la Reserva Federal de Estados Unidos (0,25 puntos) y la nueva revisión a la baja del crecimiento mundial por el Fondo Monetario Internacional (FMI), desencadenó la bajada el martes por la noche y la atizó con la apertura de ayer. Pero como la crisis es global, y la Bolsa de Nueva York es sólo su principal referencia financiera, las pérdidas de cada mercado son atribuible a los propios problemas de cada uno.El índice general de la Bolsa de la capital española perdió un 3,99% -la sexta mayor del año-, 28,59 puntos, para quedar otra vez por debajo de la referencia de los 700 puntos, en 687,71. La Bolsa de Madrid finalizó el volátil mes de septiembre con una pérdida del 6,69%. Pese a ello, todavía gana un 8,72% en lo que va de año.

El interés de la deuda española a largo plazo registró ayer otro mínimo histórico, del 4,27%. Nuevamente, los inversores escaparon del mercado bursátil para refugiar su dinero en estas obligaciones con menos riesgo.

El Ibex 35 cae un 4,38%

El índice Ibex 35 cayó un 4,83%. La decepción con la que las bolsas latinoamericanas recibieron la escasa rebaja de los tipos en EEUU, añadida a la menor previsión de crecimiento para la zona realizada por el FMI y dada a conocer ayer, tuvo otro impacto directo en la cotización de las acciones de las empresas españolas con fuertes inversiones en la región.La peor parte se la llevaron los bancos. El BBV cayó un 8,71%, Argentaria el 7,68%, el Santander un 7,38% y BCH el 4,71%. Las acciones de Banco Popular y Bankinter, sin participaciones en Latinoamérica, también bajaron arrastradas por la tendencia, un 6,87% y un 5,65%, respectivamente.

Las de Telefónica cayeron un 4,25%; las de Endesa un 3,32%; Repsol el 3,23% e Iberdrola el 1,25%.

Para el resto de los mercados europeos el panorama fue igual de sombrío que para el madrileño. La Bolsa de Londres perdió un 0,87%, Francfort, un 3,68%; París, el 4,17%; Milán, el 2,74%; Zúrich, el 4,31%; Amsterdam, un 2,48%; y Lisboa el 4,27%.

Wall Street expresó otra vez ayer con una caída el sentimiento de que el recorte un cuarto de punto del tipo de interés de la Reserva Federal, decidido el martes, no le parece suficiente para reactivar una economía de EEUU que presenta los primeros signos de desaceleración y afrontar la grave crisis de los mercados financieros internacionales.

La banca privada estadounidense comenzó ayer mismo a reflejar la corta rebaja del precio del dinero decidida por la Reserva Federal. El Chase Manhattan Bank aplicó el mismo recorte, 0,25%, a su principal tipo para los clientes, que se situó en el 8,25%. Otros importantes bancos anunciaron que harán lo mismo en los próximos días.

Pero los analistas, los operadores y los inversores de Wall Street no creían ayer que un cuarto de punto sea suficiente para animar a un país que, según las últimas encuestas, expresa por primera vez en años dudas sobre la continuidad de la extraordinaria era de prosperidad de los noventa.

Tampoco animó demasiado el anuncio hecho por el presidente Clinton de primer superávit presupuestario en una generación. Los estadounidenses ya lo sabían. El índice Dow Jones reflejó esos sentimientos de preocupación con una caída de 237,90 puntos.

La reunión del martes fue, como todas las de los bancos centrales, altamente secreta. No obstante, Greenspan, según fuentes anónimas de la entidad, intentó que sus colegas aceptaran un recorte de medio punto para enviar un "mensaje fuerte" al mundo, pero se encontró con grandes resistencias. El sentimiento dominante ayer era que la Reserva Federal continuará en sus próximas reuniones -la siguiente es en noviembre- el movimiento a la baja en los tipos.

A la Bolsa de Tokio le fue peor. El índice Nikkei perdió un 3% y quedó en 13.406,30 puntos, su nivel mínimo de los últimos 13 años, por debajo del que rozó hace sólo dos semanas. Muchos inversores se lanzaron a vender masivamente anticipándose a las negativas perspectivas que presentará el informe trimestral de coyuntura del Banco de Japón, que se publica hoy. Además, ayer se conoció que la producción industrial japonesa cayó un 0,6% en agosto y las ventas minoristas un 5,1%.

La Bolsa de Hong Kong ganó un 0,86%, pero bajo la atenta mirada e intervención del Ejecutivo del territorio especial chino. En cuanto al resto de las bolsas del sureste asiático, cerraron al alza Singapur (0,12%), Filipinas (1,74%), e Indonesia (0,05%), que venían manteniendo esta tendencia durante las últimas jornadas. A la baja finalizaron Tailandia (0,6%), Taiwan (0,73%) y Malaisia (1,06%). En Latinoamérica, São Paulo cayó un 4,01%, Buenos Aires un 4,31%, México un 2,99 y Santiago de Chile un 0,42%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de septiembre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50