Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía belga mata a una joven nigeriana cuando era deportada

Una joven emigrante de origen nigeriano murió el lunes en Bélgica cuando la policía que la custodiaba trató de reducirla al comienzo de su viaje de deportación rumbo a Togo. Los policías trataron de acallar los gritos de Semira Adamu, de 20 años, tapándole el rostro con almohadillas cuando ya estaba a bordo del avión de Sabena en el que iba a ser expulsada del país. La joven, que trataba con sus gritos de llamar la atención del resto de los pasajeros, perdió en ese momento el conocimiento y entró en coma. Pocas horas después murió en un hospital próximo al aeropuerto de Bruselas. El Gobierno belga aseguró que los policías actuaron sin violencia. El uso de almohadillas para silenciar a los emigrantes que se resisten a la deportación está autorizado expresamente por la legislación belga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1998