Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ardanza propone aplazar al 2000 la negociación política sobre el País Vasco

El lehendakari José Antonio Ardanza propuso ayer en Bruselas demorar hasta el año 2000 la negociación "profunda" sobre el "problema político vasco". En su opinión, la voluntad de ETA de dejar las armas es sincera, pero primero hay que conseguir la paz social y que "todos" se convenzan de la buena voluntad de los demás. Frente a las prisas que el PNV sugiere al Gobierno central, Ardanza pide tiempo para que los partidos, incluida HB, puedan consolidar la tregua con el diálogo. Las elecciones previstas para los próximos meses (vascas, autonómicas, municipales, europeas, e incluso generales) deberían celebrarse, según Ardanza, sin la interferencia de la negociación política, si bien no debería impedir que en esos 17 meses se adoptaran medidas de gracia con los presos de ETA. "Después de un año sin disparos todo será diferente", auguró Ardanza antes de regresar al País Vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998