Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas en el PSE a los altos cargos que han seguido en el Ejecutivo tras la crisis

El PSE está molesto con la actitud de algunos de los cargos públicos que nombró al principio de la legislatura y que continúan en el Gobierno vasco después de la crisis que rompió el Ejecutivo y provocó la salida de los socialistas (ver EL PAÍS de ayer). Fuentes de su ejecutiva reconocen que, en la mayor parte de los casos, los altos cargos consultaron con el partido la postura a tomar si eran invitados a seguir por los nuevos consejeros. "Sin embargo el viceconsejero de Justicia [Iñaki Sánchez], aunque es cierto que es independiente, no se ha dignado llamar para saber cuál era la postura de un partido que le ha renovado dos legislaturas", declaró ayer un dirigente del PSE. "En Justicia hubo gente como Víctor García o María Jesús Conde que secundaron la salida del Gobierno y otros que pidieron un plazo para dejar todos los papeles en orden. Eso está bien", agregó. El Consejo de Gobierno del pasado día 8 estudió el cese a petición propia del director de Aguas, Pedro Jaúregui, considerado un buen técnico y que fue nombrado por el PSE y ratificado por el PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998