Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TURBULENCIAS EN LOS MERCADOS

El Gobierno ruso aprueba medidas urgentes para frenar la crisis económica

El Gobierno de Rusia, reunido ayer por el primer ministro en funciones, Víctor Chernomirdin, aprobó medidas urgentes para paliar los efectos de la crisis financiera que afecta al país. Entre ellas, la transferencia de las cuentas fiscales de las 50 mayores empresas rusas a la tesorería federal. Por otra parte, el ultraliberal Borís Fiódorov, viceprimer ministro que ayer fue designado para negociar con el FMI, criticó al Banco Central y lo instó a que sea el mercado libre el que determine el valor del rublo, que ayer cayó otro 9,24%.

MÁS INFORMACIÓN

A última hora de ayer, el Gobierno de Rusia, decidió transferir las cuentas fiscales de las 50 mayores compañías rusas a la tesorería federal, el Banco Central y los bancos de Comercio Exterior (estatal) y de Ahorros (semiestatal) para "asegurar la recaudación de impuestos". Añadido a esto, Chernomirdin dio al gabinete un día para reglamentar el cobro de aranceles aduaneros en divisas extranjeras, inclusive en efectivo, y ordenó preparar una reducción de las tarifas para la venta de petróleo. También se autorizó a las 14 principales compañías petroleras rusas y a Gazprom, la mayor empresa de gas del mundo, a pagar sus impuestos en divisas.En otra medida destinada a regularizar el mercado de divisas, hoy casi paralizado, el Banco Central deberá volver a reglamentar la venta obligatoria por las empresas exportadoras de la mitad de sus ganancias en monedas fuertes en la bolsa de divisas.

La principal institución bancaria deberá, asimismo, elaborar un nuevo procedimiento de intervenciones en la bolsa de divisas, actualmente suspendidas, para mantener la cotización del rublo. El primer ministro en funciones dispuso que el Servicio Federal de Aduanas levante una serie de restricciones para las operaciones en efectivo de las empresas comerciales y ordenó a la Policía Fiscal iniciar mañana controles masivos de la gestión de los comercios en todo el país para frustrar "subidas injustificadas de los precios". La moneda rusa continuó bajando ayer y el Banco Central fijó la cotización oficial en 20,825 rublos por dólar, un 9,24% menor a la del día anterior, que fue de 18,9 rublos por unidad de moneda estadounidense. El rublo ha perdido el 70% de su valor desde el 17 de agosto, fecha de la devalución de la moneda. La Bolsa de Moscú cerró ayer con una baja del 1,05% y el volumen de operaciones fue muy bajo: las transacciones sumaron 176.000 millones de pesetas.

La crisis ha generado unas pérdidas a los acreedores rusos estimadas en 15 billones de pesetas. De ellos, 50.000 millones son asumidas por los bancos, según un estudio de Fitch IBCA, que dice que "puede traducirse en la crisis más importante jamás asumida en el campo del crédito por la comunidad bancaria internacional".

El viceprimer ministro Fiódorov aseguró que el Banco Central también debería apoyar a los bancos comerciales y a los depositantes individuales usando los fondos de las reservas obligatorias que éstos tienen en la entidad emisora. "El Banco Central debería revaluar, en moneda extranjera y al tipo de cambio del rublo vigente el 14 de agosto, las reservas obligatorias de los bancos, y pagarles también los intereses correspondientes", con lo cual el nivel de las reservas de los bancos se fijarían en divisas. También propuso que el Estado dé una garantía incondicional de los depósitos individuales por una suma máxima de 5.000 dólares, y usar las reservas de los bancos para realizar pagos controlados a las personas que han visto congeladas sus cuentas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de septiembre de 1998

Más información

  • El cambio oficial del rublo volvió a caer ayer un 9,24%