Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yolanda García Serrano vuelve al teatro con una comedia sobre el matrimonio

Bilbao acoge esta noche el estreno comercial de la comedia Qué asco de amor, que ha escrito y dirigido Yolanda García Serrano, autora curtida principalmente como guionista en cine y televisión. Tras 10 años sin escribir teatro, García Serrano presenta una obra en tres actos que escenifican las respectivas bodas de sus tres protagonistas: Carmen Balagué, Elisa Matilla (dos rostros populares gracias a la pequeña pantalla) y Rosario Santesmases. "El matrimonio está de plena actualidad", aseguró ayer la autora de la comedia.

"En el teatro no se puede repetir. Sales y es a por todas", comentó García Serrano en la presentación de su comedia, que esta noche se estrena en el Teatro Ayala de la capital vizcaína. Y a por todas irán las tres actrices protagonistas: Carmen Balagué (Mamen, en la obra), Elisa Matilla (Elisa) y Rosario Santesmases (Rosa). Qué asco de amor obtuvo el pasado 21 de agosto en el Puerto de Santa María (Cádiz), el Premio Hogar Sur de Teatro de Comedias que organiza la Fundación Pedro Muñoz Seca. "Allí hicimos una representación y ése fue el estreno mundial", bromea Carmen Balagué, rostro popular por la televisión (Querido maestro) y el cine (Salsa rosa, Mi hermano del alma, Todos los hombres sois iguales, Perdona bonita, pero Lucas me quería a mi). La coincidencia de nombres entre las tres actrices y sus personajes no es casual. "Escribí la obra para ellas. Fueron el motivo de que yo volviera a hacer teatro, después de 10 años sin tocarlo por culpa de la televisión y el cine. El título habla de ese amor que nos hace sufrir, pero que nadie podría vivir sin él, que todos buscamos", explicó García Serrano. Qué asco de amor está dividida en tres actos. Cada uno de ellos se centra en la boda de una de las intérpretes. "Sobre todo, trata de las relaciones, no sólo de las que tienen ellas con estos hombres, sino de la que hay entre las tres amigas", comenta García Serrano. La directora quiere dejar muy claro que no pretende generalizar, ni hacer un retrato robot de cómo son los hombres. "Se trata de estos hombres en concreto, que se comportan así, y de estas mujeres en concreto, a través de las cuales conocemos a esos hombres. No todos, por supuesto, son así", dijo. Las tres mujeres se enfrentan de diferente manera a su matrimonio. Una lo hace convencida de que no va a durar, pues su futuro marido ya le es infiel. Otra va a casarse con un divorciado y considera que el divorcio es la prueba de que él la quiere más;la tercera va a dar el paso con un compañero bastante aburrido, y no sólo en la cama. "Quizá escriba la otra cara de la historia, la de ellos", apunta García Serrano. Para Elisa Matilla, quien ya lleva tres temporadas televisivas formando parte del reparto de la alocada serie Todos los hombres sois iguales, ésta es su primera incursión teatral. "Hice algunos papeles en Sevilla, pero como amateur, con pocos medios", comenta. Ella y sus compañeras son caras conocidas gracias a la televisión (Santesmases inteviene en la serie El súper) y ésa es la baza con la que cuenta García Serrano para que su obra tenga, al menos al principio, tirón entre el público. "Teóricamente eso debería ayudar. Es un elemento, sin duda, que va a favorecer el que la obra funcione bien comercialmente. Pero no es único ni el más importante. Que una comedia funcione tiene que ver con muchos factores", comentó Luis Lorente, uno de los productores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 1998

Más información

  • "Qué asco de amor" es la primera obra de la guionista en diez años