Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barreras en las obras municipales

La normativa regional sobre barreras arquitectónicas se incumple incluso en algunas obras del Ayuntamiento de Madrid. Así lo ha podido comprobar este periódico a partir del informe elaborado por Eugenio Ramos, un ingeniero técnico de Obras aferrado desde hace 18 años a una silla de ruedas tras un accidente que le inmovilizó las dos piernas.Desde hace un año, este miembro de FAMMA sale, cámara en ristre, para denunciar los incumplimientos de la ley que suponen un nuevo muro para la movilidad de miles de ciudadanos.

Uno de los principales fallos hallados por Ramos, que ha informado de todos ellos primero al Consistorio y, pasado un tiempo, si no se subsanaban, a la oposición, es el rebaje defectuoso de los bordillos.

La ley regional establece que los bordillos deben rebajarse a nivel de pavimento en los pasos de peatones y esquinas de cruces de calles. Pero esa normativa se incumple en obras recientes como la remodelación de la calle de Cea Bermúdez en su confluencia con la plaza de Cristo Rey, la construcción de un estacionamiento subterráneo junto a la plaza de Felipe II, la remodelación de la plaza de Oriente a la altura de Bailén, la calle José Abascal en su confluencia con Gregorio Marañón o la plaza del Conde Valle de Suchill.

En todos estos casos los bordillos se han rebajado, pero, en su mayoría, no se han dejado a la misma altura que el pavimento sino varios centímetros por encima.

"Esos centímetros de más nos crean un problema a quienes vamos en silla de ruedas mecánica porque tenemos que superarlos a empellones", explica Ramos. "No tiene sentido alguno hacer mal una obra nueva, y es por eso por lo que yo, siempre que veo algo así, escribo al Ayuntamiento", afirma.

Este ingeniero destaca, asimismo, que los aparcamientos en batería, que aumentan en distritos como el de Salamanca, son imposibles de utilizar por minusválidos en silla de ruedas que precisan, para estacionar su coche, plazas de 3,5 metros de ancho.

Algunas de sus denuncias han sido eficaces: ha logrado correcciones en el acceso al cementerio de La Almudena y en la calle de Reina Victoria.

En el área municipal de Obras, responsable de todas estas deficiencias indican que investigarán las quejas para, si se comprueban, subsanarlas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 1998