Un juez envía a prisión a dos hijos de la dueña del perro que mató a una mujer

El titular del juzgado de guardia de Las Palmas de Gran Canaria decretó ayer un auto de prisión para dos hijos de Soledad B.R., la dueña de Capitán, el perro pitbull stadford (un cruce de estas razas) que en la madrugada del jueves mató a una mujer en el barrio de La Isleta. Ambos, cuyos nombres no han trascendido y que están acusados de homicidio por imprudencia, ingresaron a primera hora de la tarde en el centro penitenciario Salto del Negro tras prestar declaración. En cambio, su madre quedó en libertad sin cargos. De 60 años, ella misma fue testigo de la brutal agresión y posterior muerte por parada cardiorrespiratoria de su amiga Lidia Juana G.B, de 53. El futuro de Capitán, actualmente en la Unidad de Crías Caninas de la Policía, dependerá de los resultados de la investigación que realiza el Cuerpo Nacional de Policía y de las declaraciones de los otros testigos del trágico suceso.El popular barrio de la capital grancanaria seguía ayer conmocionado tras trascender la agonía que sufrió G. B. durante los 45 minutos que estuvo esperando la llegada de la ambulancia.

Además, vecinos de La Isleta han responsabilizado tanto a la dueña de Capitán y sus hijos como al Ayuntamiento de Las Palmas por no impedir una agresión que, según ellos, se veía venir.Ayer se constató, en efecto, que al menos cinco denuncias habían sido presentadas ante la corporación por la agresiva actitud de Capitán, así como por el uso que al parecer sus propietarios hacían de él para amedrentar a todos aquellos que protestaban por su presencia.

El pitbull stadford es un perro especialmente adiestrado para la pelea, según explicó el criador Manuel Curtó, y que fue introducido en Gran Canaria hace unos años para participar en las luchas clandestinas que con asiduidad se celebran en diversas partes del archipiélago.

Curtó aseguró que, aunque son perfectamente domesticables, estos perros resultan con frecuencia muy peligrosos porque se crían para el ataque y que el accidente que acabó con la vida de G. B. responde a un desequilibrio de Capitán, que con mucha probabilidad será finalmente sacrificado.

Los pitbull stadford están prohibidos por su agresividad en algunos países europeos, como Holanda, y una ley obligará en Francia y Gran Bretaña a que sus dueños los castren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de septiembre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50