La juez resuelve que las obras del telesilla de Navacerrada son legales

El conflicto por las obras en Navacerrada está cerrado. La construcción del nuevo telesilla de Guarramillas es legal porque se desarrolla fuera de los límites del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, zona altamente protegida. Así lo ha estimado la juez Carmen Viñarás, del juzgado número 2 de Colmenar Viejo. La juez atendió la denuncia criminal del fiscal de Medio Ambiente, Emilio Valerio, contra Alfonso Barea y José Luis Galindo, consejero delegado y director, respectivamente, de la empresa pública Deporte y Montaña, que gestiona la actividad en el puerto de Navacerrada y es la promotora de la nueva instalación, y contra Silvia Enseñat de Carlos, la viceconsejera de Medio Ambiente de la Comunidad, por autorizar los trabajos en una zona supuestamente protegida. El fiscal no ha recurrido la resolución de la juez.

Más información
La juez resuelve que las obras del telesilla de Navacerrada son legales

PASA A LA PÁGINA 3

Código Penal

La juez dice que la obra del nuevo telesilla está fuera del parque regional

La juez de Colmenar Viejo ha desestimado la documentación de Aedenat en favor de la presentada por la Consejería de Medio Ambiente, que siempre defendió que las obras estaban fuera del parque, y ha concluido que no hay delito. "Del informe realizado por la Comunidad sobre la ubicación de la construcción se deduce la imposibilidad de subsumir la conducta de los denunciados dentro del Código Penal, pues no consta que la construcción objeto de denuncia esté incluida dentro del parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares", según el auto. Por tanto, la obra "no ha lesionado el territorio con conductas que transgredan la defensa del urbanismo, los valores ecológicos y los paisajísticos", añade la resolución de la juez de Colmenar.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) investigó el caso, pero no llegó a conclusiones que aclararan a la juez la ubicación exacta de las obras. "En el propio atestado del Seprona se pone de manifiesto que existían dudas, ya que el límite del parque regional linda con la zona donde se estaban realizando las obras del telesilla; dudas que han resultado despejadas con los mencionados informes [de la Consejería de Medio Ambiente]", según la juez.

Al margen del fallo judicial, los ecologistas mantienen que "no es recomendable construir un edificio en el pico de un monte a 2.200 metros de altura. Sobre todo cuando el propio puerto de Navacerrada está saturado de bares y restaurantes", señala Santiago Martín Barajas, portavoz de Aedenat. "La nueva obra del telesilla no es más que el comienzo de la urbanización de la montaña madrileña, de sus picos más elevados", denuncia. "Además, esta instalación supondrá la masificación de las altas cotas de montaña, zonas muy delicadas desde el punto de vista medioambiental", explica.

La ejecución del proyecto del nuevo telesilla tiene un presupuesto de 435 millones de pesetas. Las 15 torretas del nuevo remonte se instalaron con la ayuda de un helicóptero el pasado día 13. La obra quedará rematada para finales del mes de noviembre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS