Ingresa en prisión el único detenido por los incidentes

El juez de la Audiencia Nacional Carlos Dívar decretó en la tarde del lunes el ingreso en prisión incondicional del único detenido por la Ertzaintza en los disturbios de Getxo, el joven bilbaíno de 21 años Jon Sebastián Guturbai Sánchez. El juez le acusa de un delito de terrorismo. Fuentes jurídicas citadas por la agencia Efe indican que Guturbai reconoció en su declaración que intervino en el lanzamiento de dos cohetes contra el edificio del barrio de Algorta que resultó incendiado. El acusado agregó que actuó por su cuenta, pese a que se le intervino una capucha y una pegatina como las que usaron los atacantes para identificarse entre sí. La Erztainzta, que sólo pudo detener a Guturbai entre el más de medio centenar de vándalos que actuó esa noche, aseguró ayer en una nota que "continúa investigando el caso y no descarta" más detenciones.

Más información
PNV y EA ven con "esperanza" la primera condena oficial de HB contra la violencia etarra

Los dos arrestados en San Sebastián en la madrugada del domingo por participar en una algarada pasaron ayer mismo a disposición de la Audiencia Nacional. El juez Manuel García Castellón les impuso a cada uno una fianza de 200.000 pesetas para eludir la cárcel por un delito de desórdenes públicos, calificación por la cual, según dichas fuentes, el magistrado se ha inhibido en favor de un juzgado donostiarra. Uno de los acusados, el joven donostiarra Imanol García, de 19 años, deberá presentarse además ante un juez cada 15 días. El otro arrestado fue el italiano M.A., de 32 años.

L.R.A., de 18 años, detenido el viernes en San Sebastián como cabecilla del grupo de encapuchados que atacó la Comandancia de Marina donostiarra ingresó en prisión el sábado, mientras que el menor arrestado horas después ha sido puesto en libertad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS