La Universidad de Alicante presenta un campus virtual para el alumnado

Los alumnos de la Universidad de Alicante no sólo podrán matricularse el próximo curso desde su casa con la red Internet, sino que además con la utilización de las nuevas tecnologías dispondrán de apuntes, horarios de consulta, fechas de exámenes e incluso podrán realizar tutorías por ordenador. El rectorado ha instalado 500 nuevas unidades de ordenador en el campus para que los alumnos que carezcan de conexión en casa, puedan realizar estas cosas. En el mes de septiembre, el rector, Andrés Pedreño, presentará oficialmente este proyecto pionero en el sistema público universitario, similar al de la Universitat Oberta de Catalunya, y que permitirá a los alumnos tener una clave personalizada y realizar consultas con el profesor. El vicerrector de Nuevas Tecnologías, Manuel Marco, avanzó que "hemos partido de la experiencia de la Secretaría Virtual que permite a los alumnos matricularse desde casa y la hemos aplicado a una relación directa con el profesor", explicó Marco. Los alumnos además de realizar cualquier gestión administrativa podrán también recoger los apuntes, la bibliografía, entregar trabajos, consultar notas o realizar tutorías. Para poner en marcha este sistema en el mes de octubre el equipo de gobierno asegura que el 40% del profesorado del campus ya dispone de correo electrónico y está "normalizado" en el uso de las nuevas redes de información, es decir utilizan y se relacionan con frecuencia con estos nuevos sistemas de información. Manuel Marco agregó que para los alumnos que no dispongan de Internet en sus casas se han ampliado el número de terminales. Además de las disponibles en la actualidad, se instalarán varias aulas con 50 unidades en la antigua Escuela de Empresariales y en la Biblioteca General, hasta conseguir 500 terminales. El coste de la operación ha sido mínimo, el trabajo de tres becarios y del equipo de profesores de este vicerrectorado. El año pasado la matrícula por Internet tuvo una gran aceptación y permitió que 24.000 alumnos no hicieran colas para formalizar su inscripción, de ellos 4.000 lo hicieron desde ordenadores instalados fuera del campus.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS