Verano 98EL MÉDICO EN CASA

Claves de las relaciones sexuales

Las relaciones afectivo sexuales forman parte de nuestra vida y son un instrumento de comunicación personal al que no hay por qué renunciar. Muchas de las prácticas sexuales que pueden realizarse: besos, caricias, abrazos, etcétera, no presentan riesgos de embarazos ni contagio del sida, ni de otras enfermedades de transmisión sexual. "En este sentido", dice Manuel La Calle, del Servicio de Ginecología del Hospital Virgen Macarena, "habría que recalcar que la relación sexual no es sólo el coito, algo que todavía muchas personas, sobre todo los hombres, creen que es así. También a los jóvenes les cuesta entender esto". Y el ginecólogo explica, a partir de la experiencia diaria de la práctica clínica, cómo para las mujeres resulta todavía muy difícil "exigirle al hombre que utilice un preservativo, o renuncie a la penetración", para evitar un posible contagio. A la educación sexual, en opinión de los expertos, aún le queda un largo camino por recorrer. Mientras no exista el diálogo, la total confianza entre ambas partes, el respeto mutuo... "siempre habrá alguien que pierde", puntualiza La Calle; "que, generalmente, es la mujer", añade. En la actualidad, las dos enfermedades que llevan a más mujeres a la consulta de un ginecólogo son el cáncer de cuello de útero y el sida; ambas evitables en muchos casos si hubiese habido prevención. La Calle insiste en la necesidad de concienciar a los adolescentes: "Que la sexualidad puede vivirse de muchas maneras; que no es sólo penetración". Y comenta, como por las Urgencias de los hospitales pasan a diario muchas mujeres (adolescentes de 15 y 16 años sobre todo) buscando una solución rápida para un imprevisto, o por la rotura del preservativo. "Que sepan que si vienen antes de 48 horas, su problema tiene solución". En la farmacia venden hormonas para estas emergencias, pero, lo correcto, es consultar con el médico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS