Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Castellers de Vilafranca se imponen en la cita de La Bisbal

La Bisbal del Penedès

Los Castellers de Vilafranca ejercieron ayer su dominio en la tradicional actuación castellera del 15 de agosto en La Bisbal del Penedès. Los verds completaron lo que en una ocasión denominaron tripleta d"honor con el tres y el quatre de nou amb folre y el quatre de vuit amb l"agulla. La Joves también realizó una espléndida actuación con dos castells de nou y la vella volvió a tener problemas con el tres de nou amb folre, pero ejecutó la mejor actuación posible de castells de vuit. La Colla de Vilafranca salió desde el principio dispuesta a mostrar su potencial y encabezar la actuación. Abrió con el quatre de nou amb folre, que levantó con autoridad pese que algunas rengles sufrieron defecto de forma. Se trata del segundo quatre de nou amb folre que los verds descargan este año, tras el que levantaron el domingo pasado en Llorenç del Penedès. A continuación atacaron el tres de nou amb folre, que ya habían descargado hace tres semanas en Mataró y que subió firme, pero que tras coronarse se apoderó de un constante temblor que necesitó un acentuado esfuerzo para asegurarse el éxito. En la última ronda, los verdes volvieron a descargar una de sus construcciones más representativas: el quatre de vuit amb l"agulla, que lograron dibujar de forma esbelta y segura. La Colla Joves de Valls salió de la plaza con dos castells de nou y el cinc de vuit en el bolsillo, sin duda una excelente exhibición, que les permite olvidarse de los problemas que tuvieron en la actuación de Firagost, hace 10 días. La Joves comenzó su exhibición con el quatre de nou amb folre, el tercero que descarga esta temporada, que alzó con contundencia y un completo trabajo por parte del tronc y el folre. Este castell fue muy ligero de peso, de acuerdo con la ambición de la colla de plantear el quatre de nou sense folre. En la segunda ronda, la Joves levantó el tres de nou amb folre, el castell de nou que tradicionalmente ha dominado mejor, pero que este año, como ayer se volvió a ver, presenta más problemas y va a remolque del quatre. En el momento que entró la canalla en el pom, la construcción sufrió un movimiento cada vez mayor, que con la salida de la anxaneta una vez coronado, se hizo imparable y a los pocos segundos cayó. En la última ronda, los de la camisa roja plantaron el cinc de vuit, que ejecutaron con eficacia y que celebraron con entusiasmo, ya que suponía la mejor actuación realizada por esta colla en La Bisbal, una plaza que considera característica y muy próxima. Al finalizar la exhibición, algunos componentes de la colla comparaban la actuación con la realizada el año pasado, en la que salieron de la plaza únicamente con el dos de set cargado. La Vella, por su parte, alzó un buen nivel de construcciones de vuit, pero quedó rezagada al no poder completar ningún castell de nou. Empezó con un nuevo cinc de vuit que sufrió más de lo previsto al quedar demasiado salida la rengla del mig. Acto seguido atacó el tres de nou amb folre, un castell que ya descargó el año pasado en esta plaza y con el que pretendía quitarse el mal gusto de boca que le dejaron los intentos de Firagost. Pero se quedó muy lejos de lograrlo, ya que el castell, que desde el principio estaba demasiado cerrado y de entrada presentó problemas de folre, se desplomó cuando estaban los sisens colocados. Los responsables de la colla optaron por aparcar los castell de nou y levantaron el quatre de vuit amb l"agulla y el dos de vuit amb folre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de agosto de 1998