Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llavaneres advierte a las embarazadas que no deben beber agua del grifo

El Ayuntamiento de Sant Andreu de Llavaneres (Maresme) ha distribuido unas notas informativas en las que recomienda que las embarazadas y lactantes no consuman el agua del abastecimiento público. El consistorio ha confirmado la presencia de concentraciones de nitratos en el agua que no son aconsejables para este tipo de población. Estas concentraciones se deben a la utilización de agua procedente de pozos del municipio, que se mezcla en la red con la que llega del río Ter. Según el Ayuntamiento, el agua es perfectamente potable y no requiere ser tratada por los consumidores, que pueden usarla para beber y cocinar. Durante la epoca estival, Sant Andreu de Llavaneres utiliza los pozos propios situados en el municipio ante la fuerte demanda de agua que se produce en la localidad por el incremento de población. Las tuberías que transportan el agua del río Ter no permiten un aumento del caudal para uso doméstico. Por esta razón, se debe recurrir cada verano a utilizar el agua de los pozos, con mayores contenidos de nitratos. La Generalitat, a través de la empresa Aigües del Ter-Llobregat, ha iniciado un plan para mejorar las conducciones que erradicará el problema antes del próximo verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 1998