Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO critica la "dejadez" en el control de las muertes laborales

Cada dos semanas muere en Andalucía un trabajador de la construcción. Según las estadísticas oficiales, el año pasado fallecieron en el tajo 27 obreros. Las cifras que maneja CC OO elevan los accidentes mortales a 41 y la frecuencia a uno cada nueve días. La diferencia radica en que la administración no contabiliza las muertes de trabajadores autónomos, las de los que no están dados de alta y los decesos que se producen días después. Andalucía es la cuarta región, después de Cataluña, Madrid y la comunidad valenciana, en número de fallecimientos. En el primer semestre de 1998 murieron 17 trabajadores, de los cuales el 90% pertenecía a empresas subcontratistas. En 1997, los índices más altos de accidentes mortales se registraron en Málaga y Sevilla. Comisiones Obreras acusó ayer a la Consejería de Trabajo de "insensibilidad y dejadez" en el control de la siniestralidad laboral y de no utilizar la paralización de obras con suficiente firmeza para prevenir accidentes. El sindicato marcó diferencias entre la "blandeza" de la cartera de Guillermo Gutiérrez y la "valentía" de la Consejería de Obras Públicas que hace un año firmó un acuerdo con CC OO y UGT para bajar la siniestralidad. Para Comisiones, la subcontratación en cadena y el trabajo a destajo son las principales causas del alto índice de accidentes. La central se propone recoger 500.000 firmas para presentar una iniciativa legislativa popular que permita limitar las subcontratas. El sindicato también cuestionó que la patronal andaluza (Fadeco) se niegue a crear el delegado de prevención, una figura que funciona en el sector público tras el acuerdo alcanzado con la Consejería de Obras Públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1998