Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno español niega el asilo al militar hondureño acusado de crímenes

El Gobierno denegó ayer el asilo en España al capitán Billy Joya, prófugo de la justicia hondureña y acusado de la desaparición temporal en 1982 de seis estudiantes universitarios. El capitán ha recurrido la decisión de las autoridades españolas y es ahora la Comisión Interministerial de Petición de Asilo la que ha de resolver el caso. Su paso por los juzgados podría alargarse más de lo que quisiera ya que el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh) anunció ayer que piensa denunciar a Joya ante la justicia española por delitos contra los derechos humanos. Su presidente, Ramón Custodio, considera que la legislación hondureña permite que crímenes de ese tipo sean juzgados en todo el mundo.

"Esta vez no se nos va a escapar", afirmó Custodio después de conocer la noticia de la denegación de asilo a Joya. El juicio contra militares argentinos que lleva la Audiencia Nacional le sirvió al presidente de Codeh como precedente para defender que se puede abrir un proceso judicial en España contra el capitán. "Calculamos que la tramitación del recurso presentado por los abogados de Joya durará 60 días; pasado ese tiempo le denunciaremos", dijo Custodio.El capitán hondureño figura como prófugo desde el 17 de octubre de 1995, cuando un juez de Tegucigalpa emitió una orden de captura en su contra y de otros 18 oficiales por "tentativa de asesinato" y tortura contra seis estudiantes en abril de 1982. Diversos organismos de defensa de los derechos humanos vinculan al militar a los escuadrones de la muerte del llamado Batallón 3-16 del Ejército hondureño, a los que se les considera responsables de la desaparición de 184 personas entre 1979 y 1989.

Extradición

La noticia sobre el paradero de Joya trascendió la semana pasada, cuando el Codeh y el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras pidieron al ministro de Interior español, Jaime Mayor Oreja, que no concediese el asilo a Joya y que le extraditase a Honduras. La primera petición fue satisfecha ayer, pero la segunda pasa, según apuntaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, por que la solicitud provenga del Gobierno hondureño.Por ahora las autoridades de Tegucigalpa no han tramitado ninguna petición, ni la Embajada de Honduras en España ha recibido ninguna notificación al respecto. "Nos estamos enterando por la prensa", afirmó el diplomático hondureño José Manuel Castelar.

El presidente de Codeh acusó ayer al Gobierno hondureño de no estar "moviendo un dedo" para poner ante la justicia a Joya. Custodio aseguró que en 1997 el ex presidente de Honduras, Carlos Roberto Reina, ya había denunciado que Joya podía estar viviendo en España, aunque no pidió su extradición. "No reaccionamos entonces porque pensamos que nos estaban poniendo en una pista falsa. Siempre nos ponen pistas falsas", afirmó Custodio, quien sospecha que Joya pasó por Estados Unidos antes de llegar a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de agosto de 1998

Más información

  • Una asociación denunciará al capitán Billy Joya ante los tribunales