Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SENTENCIA DEL 'CASO MAREY'

Barrionuevo acusa a sus jueces de haber condenado "sin pruebas" a "dos inocentes"

José Barrionuevo culpó ayer a los magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de haber dictado una sentencia "injusta" que ha condenado "sin pruebas y por prejuicio" a unos "inocentes". El ex ministro del Interior, que acudió al Supremo acompañado de Rafael Vera, ex director general para la Seguridad del Estado, a recoger la sentencia, aseguró que no va a pedir clemencia a quienes le han estado persiguiendo. Además, reiteró que ni por acción ni por omisión ni Vera ni él han sido nunca conscientes de haber hecho daño alguno a Marey.

José Barrionuevo y Rafael Vera llegaron ayer a la sede del Tribunal Supremo poco después del mediodía y acompañados del abogado del ex ministro, Pablo Jiménez de Parga. En la calle, un centenar de simpatizantes les rodearon entre aplausos y gritos de "inocente, inocente". En el grupo se encontraban, entre otros, el ex presidente de los socialistas madrileños José Acosta y el exgobernador civil de Guipúzcoa José Ramón Goñi Tirapu.Barrionuevo permaneció algunos minutos en la Secretaría de Causas Especiales, en la que le fue notificada oficialmente la sentencia. A su salida, hizo unas declaraciones en las escalinatas del Palacio de las Salesas en las que reiteró su inocencia y calificó de "injusto" el fallo.

"Los magistrados que nos han condenado no han tenido en cuenta las garantías que exige nuestro ordenamiento para cualquier acusado", afirmó el ex ministro, interrumpido constante mente por los aplausos.

Barrionuevo aseguró que tanto Vera como él habían dedicado todo su trabajo profesional, político y personal a "evitar sufrimientos, violencias, intolerancias y ataques a nuestros conciudadanos". "Lo hemos pagado muy caro, nosotros y nuestras familias, con una sentencia injusta como la que hoy padecemos", añadió.

Insistió después en que los jueces que decretaron su condena no han "respetado los principios constitucionales del Estado de derecho" y que ambos no han tenido "un juicio justo". Aseguró igualmente que no van a pedir el indulto. "Tampoco vamos a pedir clemencia a quienes desde hace años han hecho que se llegue a esta sentencia", subrayó.

Barrionuevo se preguntó: "¿Nuestro trabajo, nuestra actuación política, se merecen diez años de cárcel? ¿Merecemos quedarnos sin posibilidad de ganarnos el sustento para nuestras familias o que el magro patrimonio que hemos heredado vaya a parar al señor Marey?".

Mientras hababla Barrionuevo, llegó a recoger su sentencia de siete años de cárcel el ex dirigente socialista -hoy en la órbita del PP- Ricardo García Damborenea, uno de sus principales acusadores. Damborenea fue abucheado e insultado con gritos de "sinvergüenza", "traidor" y "pistolero". Así, se apresuró a refugiarse en el Palacio de Justicia y después salió por otra puerta.

Amedo se lamenta

Los ex policías José Amedo y Michel Domínguez, que acudieron a la notificación oficial del fallo cuando ya se habían dispersado los simpatizantes de Barrionuevo y Vera, coincidieron en "lamentar" que la sentencia por el secuestro de Marey haya condenado a los agentes a los que ellos delataron ante el juez Baltasar Garzón.Amedo y Domínguez hicieron esta valoración por separado, tras serles notificado el fallo, que les condena a nueve años y seis meses, al primero, y a dos años y cuatro meses, al segundo. Amedo se quejó de que "por la ineptitud de los políticos tengan que pagar el pato los policías" que mantuvieron cautivo a Marey.

Durante la jornada de ayer, varios de los abogados defensores anunciaron que presentarán recursos de aclaración a la sentencia, que serán resueltos en septiembre y que hasta entonces paralizarán el ingreso en prisión de los condenados. El defensor de Amedo y Domínguez, Jorge Manrique, preguntará al tribunal si los dos, condenados en su día a 108 años por el atentado contra dos bares franceses, deben reingresar en prisión.

Por otra parte, el grupo municipal socialista de Madrid, formado por 16 concejales, anunció en una rueda de prensa y ante cinco carteles en los que se leía "Barrionuevo y Vera inocentes" que acompañarán a ambos cuando tengan que ingresar en la cárcel para cumplir sus condenas, informa Javier Barroso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 1998

Más información

  • Simpatizantes socialistas tildan de "sinvergüenza" y "pistolero" a García Damborenea