_
_
_
_

La Bolsa de Londres acoge con entusiasmo la nueva alianza de British Telecom, cuyo valor subió un 5,21%

Los inversores apostaron ayer con entusiasmo por el éxito de la alianza entre British Telecom (BT) y la estadounidense AT&T para crear la primera red mundial de telecomunicaciones. Las acciones de la primera empresa británica del sector, la quinta en la clasificación mundial por ingresos (3,7 billones de pesetas), ganaron un 5,21% y cotizaban a 868 peniques (2.170 pesetas) al cierre de una sesión a la baja en la Bolsa de Londres. Los títulos de BT llegaron a acumular durante la mañana una ganancia del 11% y establecieron un máximo histórico, en 920 peniques.En el año 1984, cuando el Gobierno británico emprendió la privatización de British Telecom, las acciones de la sociedad se cotizaron a 130 peniques. Al precio que ayer marcaron las acciones, el valor en Bolsa de BT (capitalización bursátil) supera los 58.000 millones de libras (14,5 billones de pesetas).

En cambio, las acciones de AT&T se mantuvieron en una posición neutra durante la sesión en Wall Street, sin movimientos significativos (ganó un 0,1%), mientras los analistas debatían el grado de dificultad de las autorizaciones administrativas para la nueva alianza.

Los inversores británicos celebraban en primer lugar las condiciones de una alianza que, de llegar a buen fin, acabará con la tradicional rivalidad de dos líderes que representaron en su día el monopolio telefónico en sus respectivos países. Además, la exclusión de un objetivo de fusión entre ambas compañías y la limitación de la alianza, al menos inicialmente, a la creación de una nueva sociedad que aglutinará los respectivos negocios internacionales se interpreta como la mejor alternativa a los fallidos intentos de compra del pasado.

Los analistas esperaban que BT demostrara, como parece haber ocurrido, su firmeza en la estrategia de expansión internacional tras el fracaso del intento de tomar la totalidad de MCI.

"Esta nueva operación significa noticias excelentes para nuestros clientes. Saben que podemos y que cumpliremos nuestros compromisos", señaló Iain Vallance, presidente de BT y máximo responsable de la nueva sociedad conjunta con AT&T.

Las compañías multinacionales serán las primeras beneficiadas por la alianza, pero, de acuerdo con Vallance, los clientes privados verán disminuir también su factura telefónica en un plazo de dos años gracias a los servicios que ofrecerá la red mundial.

Por su parte, Unisource, el grupo europeo con el que AT&T anunció que romperá sus acuerdos a mediados del año 2000, difundió un comunicado en el que sus socios (KPN de Holanda, Telia de Suecia y Swiss Telecom de Suiza) aseguran que la alianza BT-AT&T no alterará la actividad que el grupo realiza al margen de los acuerdos suscritos con la firma estadounidense. Unisource mantiene conversaciones con Telecom Italia para un acuerdo comercial, que podrían intensificarse en fechas próximas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_