Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Núñez anuncia que el Barcelona estudia renegociar sus contratos de televisión

Josep Lluís Núñez convirtió la presentación de las cuentas del Barça en un carrusel de proyectos multimillonarios. El presidente desempolvó el proyecto de explotar los derechos de televisión y subastarlos, y añadió que estudia entrar en el negocio de las plataformas digitales a partir de la posición de fuerza que tiene la entidad azulgrana como cliente preferencial y suministrador de mercado a través del pago por visión. Núñez anunció, además, que el Barça dará un gran salto cualitativo con la Barcelona 2000, que gestionará el parque lúdico unido a las instalaciones del Camp Nou.

En el Barça renace el viejo proyecto de un canal televisivo propio y la subsiguiente subasta de los derechos de transmisión, aunque respetando la colaboración de siempre con TV-3. Hecha esta salvedad, el mandatario azulgrana, en plena presentación de las cuentas del club correspondientes a 1997, se sacó de la chistera una negociación con las plataformas digitales, que, dijo, "deben entender que el Barça es uno de sus grandes generadores de mercado; es decir, la gente compra primero el pago por visión para ver un Bar-ça-Madrid y después se queda en el canal viendo películas".Vistas así las cosas, cabe preguntarse: ¿de quién es el cliente de las plataformas digitales? Responde el presidente: si es un poco del Barça, que nos den nuestra parte. Núñez entiende que su propuesta ha sido entendida por los mandatarios de Vía Digital y Sogecable. Y al hilo de este argumento, el propio presidente azulgrana demostró ayer su carácter de hábil negociador al referirse al pacto entre las plataformas de Telefónica y Sogecable: "Ahora serán un monopolio y negociar con monopolios no me gusta".

El vértigo de un futuro barcelonista esplendoroso prosiguió en boca de Núñez con el anuncio de una inminente reunión con el alcalde de Barcelona, Joan Clos, para ultimar las modificaciones que se llevarán a cabo en la construcción de las instalaciones lúdicas del club. Este proyecto estará gestionado por la sociedad Barcelona 2000.

El club tiene la idea de incluir otras actividades, como los contratos publicitarios y los derechos televisivos, en esta misma división, que en los próximos años alcanzará las tres cuartas partes del balance consolidado del Barcelona, incluidas las cuentas de la Fundación.

Tanto Núñez como sus asesores intentaron destacar el distanciamiento del club respecto a cualquier posibilidad de convertirse en sociedad anónima deportiva o entrar en Bolsa. El presidente afirmó: "No vendería el Barcelona ni por 250.000 millones", el valor bursátil que se le supone de acuerdo con los estudios que maneja. "Se acude a Bolsa para buscar recursos", puntualizó el tesorero Aguilar, "y el Barça no los necesita".

Núñez, sin embargo, asintió de forma indirecta a los postulados de sus colaboradores con un aplazamiento: "Antes de hablar del futuro, conviene que concretemos el nacimiento de la gran empresa lúdica del Barça, cuyo contenido los socios y compromisarios no dudarán en aceptar".

La estrategia financiera del club pasa por capitalizar hasta 20.000 millones de pesetas la empresa Barcelona 2000, que gestionará el parque lúdico de explotación permanente junto al Camp Nou. Esta sociedad podría ser una filial y obtener sus recursos en los mercados bursátiles. Planteado así, Núñez reconoce que esta fórmula ha sido la que han adoptados clubes como el Ajax y el Manchester United.

El club, mientras, goza de buena salud económica, de acuerdo con las cuentas presentadas ayer, que hoy serán debatidas en la asamblea de compromisarios. El Barça obtuvo en 1997 un beneficio neto de 492 millones, y el presupuesto para la próxima temporada asciende a 14.921 millones, cifra que supone un aumento del 20% respecto al de la pasada temporada.

En este contexto, Núñez no parece inquieto por el posible interés del Madrid por los hermanos De Boer, codiciados por el Barça. "El Madrid utiliza la técnica de pedir a los bancos. Es fácil, voy a Inglaterra, pido un crédito de 7.000 millones, vendo todo el merchandising de los próximos 20 años y voy compitiendo. Pero si comparamos los balances y hablamos de cuestiones económicas, las dos situaciones no tienen nada que ver". Y agregó: "Yo puedo ir en un Porsche, pero si no puedo pagarlo, no me lo compro".

Van Gaal reclamó ayer el fichaje de Frank de Boer y no descartó el de Ronald y confirmó que Arnau y Xavi tienen ficha del primer equipo. Busquets reiteró que no piensa dejar el club si no le conceden la carta de libertad y una indemnización por su año de contrato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 1998

Más información

  • El club azulgrana impulsará con el Ayuntamiento el proyecto de parque lúdico