Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jamil Mahuad, nuevo presidente de Ecuador, según los datos oficiales

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Ecuador informó ayer de que contabilizados el 99,98% de los votos emitidos, el alcalde de Quito, Jamil Mahuad obtiene el 51,16% de los sufragios y el empresario Alvaro Noboa el 48,83%. Mahuad, de la Democracia Popular, ha conseguido 2.243.000 votos, frente a los 2.140.481 que obtiene Noboa. La diferencia entre ambos candidatos es de apenas un 2,3%. El TSE se encontraba ayer a la espera del recuento definitivo de los votos para que los siete vocales del pleno del Tribunal se reúnan y decidan cuándo convocan una audiencia pública para proclamar oficialmente el ganador. En esa audiencia pública "se recogerán las apelaciones, impugnaciones o lo que consideren necesario los candidatos", según el TSE.Por su parte, el presidente del TSE, Patricio Vivanco, aseguró el pasado miércoles que Noboa está llamando a la subversión en el país al pedir a las Fuerzas Armadas que intervengan en el proceso. Noboa asegura ser el ganador de los comicios y ha denunciado un intento de fraude en su contra, por lo que ha pedido a sus seguidores que mantengan una concentración pacífica ante los tribunales electorales del país.

Vivanco reveló que Noboa, representante del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), del destituido presidente Abdalá Bucaram, ha enviado un comunicado a las Fuerzas Armadas para pedirles su intervención. "Hay una comunicación de Noboa al Ejército en el que textualmente le pide que intervenga para hacer respetar su supuesto triunfo" en las elecciones celebradas el pasado domingo, dijo Vivanco. "Eso cae en el ámbito estrictamente legal, jurídico; esto es un llamamiento a la subversión, a la ruptura del Estado de derecho democrático que vive Ecuador", añadió.

"Noboa es un candidato presidencial y tiene que ser sensato con esa condición. Ha mandado una serie de mensajes, incluso ha mandado un comunicado a la Organización de Estados Americanos", dijo el presidente del TSE, quien recordó que el empresario denunció ante ese organismo un supuesto intento de fraude en las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de julio de 1998