Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los artistas lamentan el cierre de la galería Juana de Aizpuru, un "mito" del arte contemporáneo

Pionera, mito o pieza fundamental en el desarrollo del arte contemporáneo. Estos son los términos que los artistas andaluces emplean para referirse a la trayectoria de la galería Juana de Aizpuru de Sevilla, un espacio que funciona desde hace 28 años como una ventana desde la que se ha podido ver lo mejor de las vanguardias internacionales y nacionales. Juana de Aizpuru ha decidido cerrarla "temporalmente" en señal de protesta por la "falta de apoyo" institucional que el arte contemporáneo sufre en Andalucía. Guillermo Pérez Villalta, Carmen Laffón, Juan Suárez, José Ramón Sierra y José María Larrondo son algunos de los artistas que "lamentan profundamente" la situación.

José Ramón Sierra, arquitecto y artista, fue uno de los primeros que colgó sus obras cuando Juana de Aizpuru abrió su galería en Sevilla en 1970 y, a pesar del tiempo transcurrido, tiene la sensación de que "la sociedad apoya menos el arte contemporáneo actualmente". "Creo que no hemos sabido valorar lo que teníamos y ahora, cuando peligra, nos damos cuenta", dice Sierra. Para Carmen Laffón ésta es una situación "lamentable". "La galería ha sido y es fundamental para el desarrollo del arte contemporáneo en Sevilla", asegura la pintora realista que expuso en el citado espacio en sus inicios. Juana de Aizpuru, que goza de un gran prestigio internacional, ha decidido cerrar temporalmente en protesta por la política de la Consejería de Cultura en arte contemporáneo, por la escasez de becas que tienen los jóvenes artistas y por las decisiones de Cultura de adquirir obra en otras galerías que no son andaluzas. Cultura facilitó ayer una lista de las obras que había adquirido en la galería entre 1993 y 1997 cuyo total suma más de 13 millones de pesetas. La Galería Juana de Aizpuru, al igual que las otras siete andaluzas que participaron en la feria de Arco de Madrid, recibió una subvención de 900.000 pesetas, en 1997, y de un millón, este año. A éstas cantidades, Cultura añade seis millones en concepto de comisariado de exposiciones. Guillermo Pérez Villalta asegura que el cierre de la galería supone "perder cierta identidad del arte contemporáneo en Sevilla, es como perder una especie de mito". "El gran reto en Andalucía es crear un mercado privado". "La pérdida de la galería, con un prestigio nacional e internacional, sería una mella para el arte. Todo el mundo relacionado con la cultura la echaría de menos. En el terreno del arte, Sevilla va perdiendo cada día más interés", dice Juan Suárez. José María Larrondo, uno de los artistas que trabaja con De Aizpuru desde 1986, advierte del "desmoronamiento de las artes plásticas en Sevilla. "Muchos artistas tienen que abandonar Andalucía por aburrimiento", afirma. Nuria Carrasco y Pilar Albarracín, dos de las artistas de los últimos fichajes de Juana de Aizpuru, creen que el cierre sería "horrible" y la cosa se pondría "aún más cruda". "Nosotros, los artistas, también deberíamos protestar, porque no tenemos ningún apoyo", asegura Carrasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de julio de 1998

Más información

  • Carmen Laffón, Pérez Villalta, Sierra y Juan Suárez defienden el trabajo de la marchante