Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV mantendrá los acuerdos municipales con los socialistas

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) consumó ayer la anunciada ruptura del Gobierno tripartito vasco. Y lo hizo tras cinco horas de reunión de su ejecutiva y después de que la dirección del partido tuviera que vencer fuertes resistencias internas. Su distanciamiento con el PNV queda circunscrito al Ejecutivo de Vitoria y no se extenderá a ayuntamientos y diputaciones, donde los nacionalistas anunciaron ayer que, por "responsabilidad", seguirán colaborando con los socialistas en el gobierno de estas instituciones.

La ruptura de los socialistas con el PNV, formación con la que ha venido colaborando durante los últimos 12 años, se produce como consecuencia de dos votaciones consecutivas de los nacionalistas con HB en el Parlamento vasco. Ayer, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, cuestionaba la eficacia política del proceso de acercamiento que mantienen con HB y se preguntó sobre la conveniencia de mantenerlo. La ejecutiva del PSE acordó romper el Gobierno por 16 votos contra seis y dos abstenciones. Las principales resistencias vinieron de los socialistas guipuzcoanos. Al término de la reunión, el secretario general del PSE, Nicolás Redondo Terreros, lamentó lo ocurrido en el Gobierno vasco porque, dijo, "este país sólo tendrá futuro" si continúan colaborando con el PNV, dejando así las puertas abiertas a nuevos acuerdos después de las elecciones de octubre, siempre que se respeten lo que calificó de reglas del juego. Ahora, añadió, se había llegado a una situación de "imposible convivencia por los acuerdos entre PNV y HB". La traumática decisión no pudo ser evitada ni por los contactos que mantuvieron durante las horas previas a la reunión de la ejecutiva Xabier Arzalluz y Txiki Benegas ni por una carta personal dirigida por el lehendakari José Antonio Ardanza a Redondo Terreros en la que le pedía que reconsiderara y recondujera la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998

Más información

  • El PSE consuma la ruptura del Gobierno vasco