Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suben un 20% las quejas de opositores valencianos por irregularidades

Las denuncias de irregularidades presentadas por los opositores valencianos han aumentado un 20%. Frente a las 97 quejas que se recibieron en la Oficina del Defensor del Opositor (ODO) en 1996, el año pasado se contabilizaron 123. Con estas cifras, los opositores valencianos son los terceros que más denuncias presentan por detrás de los madrileños (141) y los catalanes (135). Estos últimos son los que han experimentado un crecimiento más abultado, ya que han cuadruplicado las 31 denuncias de 1996. Por materias, las mayores denuncias de los opositores valencianos se presentan en oposiciones de sanidad (37), fundamentalmente en enfermería. Aunque también son muy elevadas las denuncias en las oposiciones universitarias (36). A mayor distancia le siguen las quejas en oposiciones de las administraciones central (26), autonómica (14) y local (6). En la enseñanza no universitaria sólo se han presentado cuatro reclamaciones. Los opositores valencianos denuncian muy pocas irregularidades en las oposiciones convocadas por los ayuntamientos (6), frente a las cerca de 40 quejas presentadas por los vascos, baleares y madrileños. En cambio, los valencianos son los que presentan más denuncias en las oposiciones sanitarias, las más polémicas en la Comunidad Valenciana según los datos de la ODO. En toda España, el número de reclamaciones también ha experimentado un aumento, de 897 a 1.034. Los opositores españoles denuncian mayoritariamente las oposiciones de los ayuntamientos (229 quejas), las de las administraciones autonómicas (228) y las universitarias (207). Las oposiciones sanitarias, tan criticadas por los valencianos, apenas ocupan el quinto lugar en las quejas de toda España con 130 denuncias. En último lugar quedan las denuncias en la enseñanza no universitaria (60). De los denunciantes, el 62% son mujeres y el 38% restante hombres. El ex defensor del opositor, el jurista e historiador valenciano Federico Martínez Roda -que acaba de abandonar el cargo- explica que desde que se puso en marcha la oficina el 1 de junio de 1994 han atendido más de 3.000 denuncias. En su último informe advierte que se han multiplicado las reclamaciones en las pruebas de conocimientos informáticos. Favorecer a interinos Los denunciantes reprochan que se favorece a los funcionarios interinos o contratados porque reciben cursos previos en los que se utiliza el programa informático que luego se exige en las pruebas. Martínez Roda afirma que la mayoría de estas quejas proceden de "la selección de personal funcionario de varias universidades". Otros opositores protestan porque el ordenador se averió y "el tribunal no lo tuvo en cuenta". Las universidades protagonizan también las quejas de algunos opositores por la selección de profesores asociados, por la pérdida de la documentación de candidatos, por no evaluar méritos alegados y por designar a candidatos que, en su opinión, no reunían los requisitos. El resto de denuncias alegan que los tribunales otorgaron más puntos de los que autorizaba el baremo y que las plazas ofrecidas a minusválidos, como marca la ley, se acumulan a las plazas generales, o les exigen "no tener defectos físicos". En cambio, Martínez Roda ha detectado una disminución de las denuncias por filtraciones de exámenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998