Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPERCUSIONES DE LA CRISIS ASIÁTICA

El primer ministro Hashimoto apela a los valores tradicionales japoneses para remontar la grave crisis

En una rueda de prensa televisada ayer a todo el país, el primer ministro de Japón, Ryutaro Hashimoto, pidió a empresarios y ciudadanos su confianza y esfuerzo para remontar la grave crisis económica que padece el país con sus "abundantes recursos materiales y humanos".Aunque reconoció que la actual crisis era "severa", el primer ministro dijo ser optimista al invocar los valores tradicionales del japonés: gran nivel de educación, amor al trabajo y el alto grado tecnológico.

Hashimoto declaró que el ahondamiento de la crisis se debió en gran parte a una excesiva falta de confianza de los ciudadanos en la economía del país, debido a la aguda caída del yen, el aumento del paro a niveles históricos del 4,4% y el mantenido desplome de la Bolsa.

La intervención concertada de Washington y Tokio favoreció la actividad de los centros financieros internacionales por el momento.La Bolsa de Tokio registró ayer su segunda mayor subida del año, un 4,39%; el yen se mantuvo en torno a los 136 frente al dólar. El resto de los mercados asiáticos subieron en torno al 5%, destacándose la Bolsa de Corea del Sur con un 7,1% y la de Tailandia con un 8,1%. En Europa, en cambio, tras la subida del miércoles, ayer se registró una realización de beneficios que provocó el cierre a la baja de todos los mercados en torno al 1%. Madrid cerró con pérdidas de 1,1%. Wall Street cayó 16,45 puntos, un 0,19%.

Japón ha incrementado su superávit comercial un 66,6% durante el mes de mayo, según informó ayer el Ministerio de Economía de Japón. El superávit comercial japonés se sitúa en los 1,22 billones de yenes (1,34 billones de pesetas) frente a los 732.000 millones de yenes (805.200 millones de pesetas) en el mismo mes de 1997.

El comercio de Japón con el resto de los países asiáticos cayó un 28,3% desde el año pasado, a 447.216 millones de pesetas, mientras que con Europa aumentó un 94,2%, alcanzando los 1,26 billones de pesetas. Con Estados Unidos, el comercio aumentó un 41%, a 500.973 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 1998