Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEL 'CASO SOGECABLE' AL 'CASO LIAÑO'

Un magistrado dice que el fiscal Gordillo actuó con mala fe

El magistrado José Ricardo de Prada, en un voto concurrente con la decisión de la Sala, considera que el fiscal Ignacio Gordillo, que intervino en la vista de apelación, actuó con mala fe o manifiesto abuso de derecho.En su durísimo voto particular, De Prada destaca que la Sala no debió limitarse a rebatir las alegaciones del fiscal calificándolas de incongruentes y señalando que con ellas se pretendería un absurdo. "Por el contrario", agrega, "por sus características, creo que son merecedoras de valoración jurídica y, en consecuencia, de un pronunciamiento del tribunal considerándolas incursas en alguna de las situaciones señaladas en el artículo 11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial" (mala fe, abuso de derecho y fraude procesal). El magistrado agrega que lo absurdo es lo que está fuera de la lógica y que la actuación de Gordillo respondía a una lógica y una estrategia y que "ésta no era otra que la de abrir la posibilidad de que un juez de instrucción distinto del que conoce el asunto pudiera revisar la resolución de archivo parcial dictada por este tribunal en fecha 30.10.1997 pasado, buscando a toda costa una especie de segunda oportunidad a sus pretensiones acusatorias con manifiesta infracción de las más elementales normas de funcionamiento del proceso".

"Estimo", precisa De Prada, "que esta actuación del representante del Ministerio Fiscal se aparta abiertamente de la función y papel que asigna la Constitución al Ministerio Público".

Postura distinta

El magistrado añade también que le asaltan serias dudas de que la postura que Gordillo mantuvo en la vista sea plenamente coincidente con la posición que en relación a este caso mantienen la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, a pesar de las afirmaciones de Gordillo en ese sentido.Gordillo sólo asistió a la segunda sesión de la vista de apelación, puesto que el primer día asistía a la vista del juicio por el secuestro de Ortega Lara.

El magistrado afirma que "tampoco parecen de recibo las afirmaciones" de Gordillo de que los únicos actos de instrucción que se habrían realizado desde hacía varios meses en este asunto han sido las declaraciones que ha prestado Gómez de Liaño ante el magistrado del Supremo que instruye la querella contra él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de junio de 1998