Los "hooligans" atemorizan Marsella

Unas 40 personas resultaron heridas y un centenar de hinchas ingleses, detenidos

Agencias

Los hooligans (hinchas ingleses) sembraron ayer de incidentes Marsella, donde llegaron para asistir al partido con el que hoy su selección se estrena en el Mundial. Unas 40 personas resultaron heridas, entre ellas dos bomberos, dos periodistas y algunos empleados de restaurantes de Marsella, como consecuencia de la trifulca. Casi un centenar de estos aficionados fueron detenidos después de protagonizar incidentes con los seguidores de Túnez y también con la policía local.Las escenas de violencia se multiplicaron en las calles del centro de Marsella. Jóvenes locales armados de barras de hierro, bates de béisbol y armas blancas se enfrentaron a los hinchas ingleses, en su mayoría borrachos. Un aficionado inglés, cuya identidad no fue revelada, resultó herido de gravedad a causa de una cuchillada en la garganta. Los agresores se dieron a la fuga. Numerosas escaparates de restaurantes, bares y comercios fueron objeto de actos vandálicos. Incluso algunos locales fueron saqueados.

Más información

A lo largo de la jornada los incidentes se sucedieron con las provocaciones de los hooligans. El enfrentamiento con los aficionados de Túnez se agravaron tras lanzar esloganes racistas -"Somos blancos y estamos orgullosos de serlo"- acompañados de saludos nazis. Los hinchas ingleses tiraron botellas y piedras contra sus adversarios, lo que provocó la intervención de la fuerza pública que utilizó gases lacrimógenos.

Los policías franceses fueron ayudados por una quincena de inspectores ingleses, especialistas en atajar actividades de los hooligans. Provistos de cámaras, los policías ingleses filmaron los incidentes para identificar a los promotores e intentar neutralizarlos. El ministro británico del Interior, Jack Straw, fue informado ayer tarde de la situación en Marsella a través del cónsul británico en la ciudad, Ian Davies, que ha condenado la violencia provocada por los hinchas ingleses."Condenamos firmemente todo acto de violencia y nos entristece que nuestros compatriotas estén implicados", dijo el cónsul.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de junio de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50