Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El edil de Patrimonio de Boadilla, del PP, votó a favor de conceder un chalé de promoción municipal a su hija

El edil de Patrimonio Municipal de Boadilla del Monte, José María de la Mata (PP), votó a favor de la adjudicación directa de un chalé de promoción municipal a su hija. El concejal reconoce que sabía que en la lista de adjudicatarios figuraba el nombre de su descendiente, pero asegura que "la votación no era individualizada, sino que afectaba a una lista completa de futuros propietarios de las viviendas protegidas". El PSOE, desde la oposición municipal, denuncia que "la adjudicación fue amañada para que la hija del edil tuviera un chalé adosado a buen precio".

La hija del edil de Patrimonio es uno de los 29 adjudicatarios directos de los chalés adosados de promoción municipal (un total de 41) que se van a construir en la localidad próximamente. El resto de los solicitantes, cerca de 500, se jugaron la docena de viviendas restante en un sorteo ante notario el mes pasado.

La Empresa Municipal de Suelo y Vivienda, dependiente del Ayuntamiento, venderá cada uno de estos chalés protegidos por 19 millones de pesetas. El precio medio de una vivienda similar en la localidad (la tercera más rica de la región) es de 30 millones. Los adosados de promoción municipal tienen 160 metros cuadrados en tres plantas.

Para los ediles del PSOE, la adjudicación directa a la hija de De la Mata no es fruto de la casualidad: "El Ayuntamiento ha admitido una corrección a la solicitud inicial de la joven fuera del plazo legal [que se cerraba en el mes de enero]. Gracias a esa modificación, ella ha logrado que le adjudicasen la vivienda directamente, sin acudir al sorteo", critica la edil socialista Carmen Gómez. "De tratarse de un ciudadano sin parentesco alguno con los ediles del PP, no se habría admitido el añadido", acusa.

La hija de De la Mata optó en enero, dentro del plazo legal, al chalé protegido en calidad de soltera. "Pero, fuera de plazo, rectificó esa solicitud y alegó que se iba a casar", añade Gómez. "Gracias a esa modificación, obtuvo 14 puntos más, lo que la convertía en adjudicataria directa de una de las viviendas. Sin esos puntos extra perdía toda opción en el proceso", critica.

De la Mata, edil de Patrimonio, del PP, que se ocupa de la gestión del suelo municipal, entre otras cosas, asegura que ha permanecido "en todo momento al margen del proceso de selección y posterior adjudicación de las viviendas de promoción municipal". Añade que, "si la hija de un edil no pudiera optar a una vivienda pública, se cercenaría un derecho fundamental".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1998