Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad adelanta 25.000 millones a Fomento para un tramo de la M-50

La M-50 arrancará en su tramo noreste con dinero prestado por la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional asumió ayer un adelanto presupuestario de hasta 24.913 millones de pesetas para el Ministerio de Fomento. Con este dinero se iniciarán con la máxima urgencia los casi 25 kilómetros del nuevo cinturón que deben enlazar la N-I, a la altura del desvío de Algete, con la N-II, en las inmediaciones del polígono industrial de La Garena (Alcalá de Henares).

Estas obras, por pertenecer a la red nacional de carreteras, eran competencia de la Administración central, pero el Ejecutivo de Alberto Ruiz-Gallardón se ha prestado voluntario para afrontar la expropiación de terrenos y la redacción, ejecución y financiación del proyecto. Cuando todo esté acabado, el ministro de Fomento dispondrá de un plazo de 12 meses, con las certificaciones de obras en su mesa, para devolver el dinero.

¿Un alarde de generosidad? Ruiz-Gallardón se esforzó ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en señalar que el tramo en cuestión resulta "absolutamente decisivo" para los automovilistas madrileños, de modo que el adelanto presupuestario estaría de sobra justificado. "Una de las enormes ventajas de la Administración autónoma es su cercanía con los ciudadanos y la agilidad con la que funciona", proclamó. Y remachó: "Por eso tenemos capacidad para ofrecer una respuesta más rápida que el ministerio, al que esta operación le habría costado más tiempo". De esta forma, el anhelado tramo saldrá a concurso antes de fin de año y comenzará a construirse en el primer trimestre de 1999.

PASA A LA PÁGINA 3

Sorpresa y escándalo

PSOE e IU denuncian el "desprecio" del ministerio por las obras de Madrid

Sanz agregó que las "declaraciones solemnes" de Ruiz-Gallardón en el Senado, reclamando más representación para Madrid, quedan vacías de contenido: "Cuando tiene que defender los derechos de la región, no da la cara".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1998

Más información