Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscal pide que sigan procesadas siete personas por el caso de pederastia

La fiscal solicitó ayer que la Audiencia de Barcelona confirme el procesamiento de siete personas en el caso de supuesta pederastia del barrio del Raval al considerar que existen pruebas "más que suficientes" que acreditan la participación de los acusados en los hechos, así como por la gravedad de los delitos imputados y por las condenas de larga duración que se les podría imponer a algunos de ellos.

La fiscal planteó esta petición y que se mantenga la prisión preventiva de dos de los acusados, Xavier Tamarit y Jaume Lli, durante la vista de los recursos presentados por las defensas contra el auto de procesamiento dictado el pasado 28 de noviembre por el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, Josep Niubó. Además de Tamarit y Lli, el juez procesó por agresión sexual, exhibicionismo y favorecimiento de la prostitución a Josefa Guijarro; al presidente de la Taula del Raval, Enric Mena, y al matrimonio formado por Carlos Bars y Madrona Ginesta. Días después, el juez procesó a Maite Jaén. Durante la exposición de sus recursos las defensas coincidieron en destacar las contradicciones de los menores que declararon contra los acusados. Especial atención les mereció el caso de Raúl G., que estuvo inicialmente imputado y cuyas declaraciones, según las defensas, fueron el pilar en que se apoyó el juez para dictar el auto de procesamiento. Esas imputaciones motivaron que el ex consejero socialista Francesc Salvador estuviese un mes en prisión. La fiscal rechazó esta idea y aseguró que en el caso de Tamarit existen filmaciones, fotos y material informático sobre sus "tendencias pederastas", además de un informe médico que confirma la violación que sufrió un menor por parte de Lli. Distinto es el caso del matrimonio acusado de prostituir a su hijo, quien a lo largo de la instrucción ha cambiado su declaración, inicialmente inculpatoria, por otra exculpatoria. "El padre [Carlos Ibars] es un hombre honrado e intachable", aseguró su abogado, Xavier Melero. El niño está bajo la protección de la Generalitat desde que estalló el caso y totalmente aislado de la familia. La fiscal recordó que fue un juez de familia, y no Niubó, quien acordó ese internamiento, y que corresponde al tribunal, cuando se celebre el juicio, decidir qué declaración le parece más creíble. En cuanto a Guijarro, la fiscal recordó que los menores detallan muy bien la vivienda de su propiedad donde supuestamente se produjeron los contactos. En cuanto a Enric Mena, la fiscal recordó que Raúl G. jamás incurrió en contradicciones, y con relación a Maite Jaén, la acusación pública admitió su extrañeza por la actuación del juez instructor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1998

Más información

  • Considera que existen suficientes pruebas