Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sede malagueña del Colectivo de Gays y Lesbianas sufre tres ataques

El Colectivo de Gays y Lesbianas (Colega) de Málaga ha presentado tres denuncias por las agresiones que viene sufriendo su sede desde el pasado 9 de mayo. "Estos ataques no son un acto de homofobia sino de intolerancia contra la diversidad" manifestó Santiago Rubio Muñiz, coordinador provincial de esta agrupación, quien se reunió ayer con los representantes de varias entidades -CC OO, UGT y el Consejo Local de la Juventud entre otros- para anunciarles la concentración que tendrá lugar hoy a las ocho de la tarde en su sede y para atajar el problema de forma común. La última agresión ocurrió la madrugada del pasado 27 de mayo. Unos individuos, que un miembro de Colega identificó como cabezas rapadas, intentaron asaltar la sede sita en la calle Beatas y atacaron al guarda jurado que había sido contratado por el colectivo justo esa noche. Sólo un día antes, según manifestó Rubio, alguien habían intentado forzar las rejas. El primer "acto vandálico" ocurrió el día 9, una semana antes de que inauguraran de forma oficial esta oficina. Un grupo de personas rompieron a pedradas los cristales y "destrozaron" el material informático. Los asistentes a la reunión de ayer dijeron que los ataques afectan a "toda la población malagueña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1998