Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Felicidades al Ulster

Congratulations, Ulster! Estáis en el camino de la paz, y lo habéis hecho entre todos: gobernantes, oposición, violentos de diversos signos y, sobre todo, el pueblo en las urnas. Es el espíritu de la paz.Felicidades, a pesar de que el camino ha sido muy largo y doloroso y todavía podrá serlo porque algunos envidiosos del bien general estén instalados en la violencia y quieran practicarla.

A mí me produce envidia, dicen que lo nuestro es distinto; a pesar de ello, me gustaría haber llegado donde ellos.

Viene a mi recuerdo la fábula griega de la hidra de las siete cabezas, en la que sólo se podía destruir al monstruo si se le cortaban las siete cabezas a la vez; de otro modo, le crecían dos por cada una cortada. Afortunadamente, Heracles tuvo la habilidad de destruirlo con imaginación y destreza. ¿De verdad creemos que una fiera acorralada se va a entregar mansamente? Toda agotada, se revuelve y se hace más peligrosa.

Este horror dura 38 años, y parece que el remedio aplicado hasta ahora, tanto en dictadura como en democracia, no nos ha llevado al ansiado final del túnel.

Necesitamos la paz, la fiera tiene que saber que no va a ganar, y nuestro Heracles deberá ejercitarse en la imaginación y la destreza para que podamos muy pronto decir: Zorionak, Euzkadi! ¡Felicidades, España!- .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998