Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primarias PSOE en Andalucía

Chaves convocará a los candidatos para advertirles de que no entren en una escala de descalificaciones

El secretario general del PSOE de Andalucía, Manuel Chaves, convocará a los aspirantes a encabezar las listas de su partido a las alcaldías de las ocho capitales cuando termine el proceso de presentación de candidaturas y se sepa con seguridad qué dirigentes son los que harán campaña interna. Chaves celebrará en cada provincia una reunión conjunta con los pretendientes al puesto para, según un dirigente del PSOE, pedirles "que hagan bien los deberes". El temor de la ejecutiva regional es que el proceso de primarias en vez de generar el interés de los ciudadanos, acabe en una trifulca entre sectores y que los candidatos designados lleguen a la campaña debilitados y no fortalecidos.

La reunión que convocará Manuel Chaves con los candidatos fue anunciada por el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Eduardo Martín Toval, quien mantuvo ayer contactos con los consejeros de Salud, Industria y de la Presidencia en la sede del Parlamento andaluz sobre asuntos relacionados con su ciudad, aunque no los detalló. El secretario general del PSOE dijo ayer a EL PAÍS que convocará estos encuentros para explicarles a los aspirantes su opinión acerca del proceso y de cómo debe desarrollarse. Fuentes próximas a Manuel Chaves precisaron que se trata de pedirle a los candidatos que "hagan bien los deberes", es decir, que no dediquen sus energías a polemizar unos con otros, sino a aprovechar el escaparate público de las elecciones internas para que el que el ganador llegue en situación de afrontar con ventaja las elecciones municipales con los candidatos de las formaciones rivales. La principal preocupación de la dirección regional es que las primarias se utilicen también para otros fines y que los grupos internos de cada agrupación local, cuyas rencillas en algunos casos acumulan trienios, prevalezcan sobre el objetivo principal de elegir al mejor cartel electoral. En este sentido, el enfoque de las primarias en Sevilla, en las que los candidatos José Rodríguez de la Borbolla y Alfredo Sánchez Monteseirín se han enzarzado en críticas personales, ha provocado un cierto disgusto, aunque fuentes de la dirección regional achacan el tono utilizado por ambos al "nerviosismo" por la carrera para la recogida de firmas de los militantes. Los medios consultados pronosticaron ayer que no habrá más alusiones personales, entre otros motivos porque a los dos contendientes se les ha traslado este malestar y la preocupación por que, de seguir por ese camino, van a hacerle la guía de campaña a la oposición. [Monteseirín reconoció ayer que el debate con Rodríguez de la Borbolla "ha empezado un poco duro", indicó que eso demuestra que no ha "tongo" y anunció que "a partir de ahora las cosas irán rodando de otra manera", según informa Efe]. Entrevista Toval-Borbolla Si hubiera un manual de cómo deben comportarse los candidatos elaborado por la ejecutiva regional, el portavoz del Ayuntamiento de Málaga, Eduardo Martín Toval, cumpliría con todos los preceptos, a tenor de las declaraciones que hizo ayer en el Parlamento andaluz, donde se entrevistó con tres consejeros, con el presidente de la Cámara, Javier Torres Vela, y saludó "con discreción" a Manuel Chaves. "Tenía entrevistas concertadas y no venía a hacerme la foto con el presidente", comentó. Martín Toval también aprovechó su visita a Sevilla para almorzar con José Rodríguez de la Borbolla en el domicilio particular de éste. Fue un encuentro reservado para "intercambiar impresiones". Martín Toval calificó de "muy correcta" la intervención de Chaves en la sesión de control sobre el vertido de Aznalcóllar; arremetió contra la alcaldesa de Málaga, Celia Villalobos; pronosticó el triunfo de la izquierda con alcalde socialista; desvió las preguntas sobre su contrincante Francisco Oliva hacia los proyectos pendientes del Gobierno central en su ciudad; y, ahora que no se lleva, defendió al denostado aparato del PSOE. "Yo quiero ser el candidato de mi partido. El aparato del PSOE es la dirección democráticamente elegida en el congreso. No tengo un concepto peyorativo de la dirección de mi partido, aunque puedo opinar si lo hace bien o mal". En la misma línea que defiende la ejecutiva regional y al contrario de lo ocurrido en Sevilla, Martín Toval aseguró que para las elecciones internas "no hace falta" que los aspirantes manejen las encuestas internas prelectorales. "Se deben facilitar al candidato que salga de las primarias", comentó. Respecto a las críticas internas sobre el trabajo de la oposición socialista en los ayuntamientos andaluces, el portavoz malagueño recordó que el PSOE ha gobernado en Málaga durante 16 años y que muchos de los proyectos ejecutados por el equipo municipal del Partido Popular fueron aprobados durante el mandado del socialista Pedro Aparicio. "Esas circunstancias condicionan una oposición y no hay que olvidar que somos un partido con vocación de gobierno y no hacemos una oposición de demagogia, de atacar por atacar, sino que hacemos una oposición para gobernar", aserguró.

El tercero en discordia

El candidato sorpresa de las elecciones primarias del PSOE para la Alcaldía de Málaga, Miguel Sicilia, aseguró ayer que en la actualidad "es una ventaja no haber ocupado cargo público alguno" como le ocurre frente a otros aspirantes, el ex consejero Francisco Oliva y el concejal Eduardo Martín Toval. Este sindicalista cordobés de Carcabuey afincado en Málaga, que es presidente de las Asociaciones de Padres de Alumnos andaluzas, admitió en una entrevista que al anunciar su candidatura le llamaron "loco" aunque después le fue reconocida su decisión de enfrentarse a los demás y tiene a gala "ser el primer candidato militante de base de una gran capital". Sicilia Yebénes, de 50 años, recoge firmas en su apoyo "puerta a puerta", manifiesta que se diferencia de los otros candidatos "en todo menos en la pertenencia al PSOE" y define su candidatura como "diferente, la de la renovación en mayúsculas, no de las peleas internas de partidos, el candidato de las mujeres, no por ser guapo, sino por representar la sensibilidad femenina". Este ex futbolista, guia nacional de espeleología y licenciado en Derecho (la misma carrera que los otros candidatos) cuenta entre sus apoyos "de todos los sectores", entre ellos a "cuatro" secretarios de área de la ejecutiva provincial del PSOE como el "número tres", el secretario de Organización, Juan Alberto Aguayo, que pertenece a su agrupación, la segunda mayor de la capital. Advierte cierto "mercadeo y reparto de concejalías" para conseguir apoyos en las primarias de Málaga, lo que hace que "haya ya 90 concejales del PSOE", pese a que el resto de la candidatura la elaborará la ejecutiva. Señaló que "los candidatos tradicionales", Oliva y Martín Toval, "están preocupados" ante su candidatura y que ambos "están muy caracterizados internamente", en referencia a su procedencia guerrista, valoró la gestión del segundo como portavoz socialista en la oposición municipal y precisó que "hace lo que puede, aunque nunca es suficiente". Miguel Sicilia aprovechará el "factor sorpresa hasta el último momento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998

Más información