Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho edificios andaluces, selecionados entre los 52 mejores de España

De los 767 edificios y obras de ingeniería considerados como los mejores del siglo XX en nuestro país, 110 están en Andalucía. La Guía de Arquitectura. España 1920-2000, publicada por la editorial sevillana Tanais, ha destacado medio centenar de entre sus propia selección y ocho de ellas se han levantado en la comunidad. Entre esta segunda selección se encuentran la Estación de Santa Justa (Sevilla), obra de Cruz y Ortiz; el Pabellón de la Navegación (Sevilla), de Vázquez Consuegra, y el Auditorio Manuel de Falla (Granada), de García de Paredes.

Entre las mejores 52 obras de toda España se encuentran, además de las citadas, la casa en la calle Doña María Coronel, del estudio de Antonio Cruz y Antonio Ortiz; el edificio de viviendas sociales de Ramón y Cajal, firmado por Guillermo Vázquez Consuegra, y el poblado de colonización de Esquivel en el municipio de Alcalá del Río, un conjunto proyectado por Alejandro de la Sota en 1948. Todas en Sevilla. En Granada, se une al auditorio, el carmen del pintor Rodríguez-Acosta, una obra de 1914 en el que intervinieron el propio pintor y cuatro arquitectos. Por último, entre las joyas de la arquitectura contemporánea en Andalucía, se encuentra Torres de la Luz, una obra que se alza en la Bahía de Cádiz desde 1955. Frente a la calidad que la arquitectura andaluza de las últimas décadas, avalada por la criba realizada por un comité de expertos en un proyecto en el que también participa el Ministerio de Fomento, las perspectivas de futuro no son halagüeñas. Vázquez Consuegra, que firma ocho de las 767 obras seleccionadas, cree que actualmente se atraviesa un periodo regresivo para la arquitectura. "Existe un desinterés por la calidad y una desconfianza hacia los arquitectos que hace que la Administración no cuente con la opinión de técnicos cualificados e independientes para decidir en temas de política urbana. Eso puede verse en Sevilla con dos claros ejemplos: el Prado de San Sebastián y la Alameda de Hércules. Sevilla carece de proyecto de futuro como ciudad", dice Vázquez Consuegra. Según el autor del Pabellón de la Navegación, los criterios economicistas y los tiempos de ejecución están primando tanto o más, a la hora de tomar una decisión, que el propio proyecto que realiza el arquitecto. "Es un problema que se extiende por toda Europa. En ocasiones, que desgraciadamente son cada vez más frecuentes, no se convocan concursos entre arquitectos, sino que son las empresas constructoras las que presentan sus ofertas con sus propios proyectos y, en la Administración, se opta simplemente por el más barato, sin tener en cuenta la calidad de la arquitectura", añade Vázquez Consuegra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998

Más información

  • La Guía de Tanaisincluye obras de Vázquez Consuegra y Cruz-Ortiz