Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un andamio de siete plantas se desploma en una calle de Arganzuela

Un gigantesco andamio de siete plantas de altura y 35 metros de ancho se desplomó anoche a las 23.00 horas en la calle de Tomás Borrás, en el distrito de Arganzuela. En el aparatoso accidente no hubo heridos pero sí numerosos daños materiales. Los hierros aplastaron 12 coches, arrancaron varios balcones, rompieron ventanas y cristales y destrozaron la fachada de una tienda de artículos de 100 pesetas. El viento y la lluvia causaron el derrumbe, según los bomberos.El armazón se comenzó a colocar hace una semana para revocar la fachada de la parte posterior, que da al número 29 de la calle de Jaime el Conquistador. Los obreros llevaban dos días picando la pared, de 35 años de antigüedad. Los hierros "ofrecían absoluta garantía y todo estaba nuevo", señalaron anoche los vecinos. Pero ayer noche el viento sopló con fuerza y el castillo metálico se desprendió.

El presidente de la comunidad de vecinos se negó a ofrecer datos de la empresa que montó la estructura. Todos los residentes comentaron: "si esto pasa de día habría sido una tragedia, ya que el armazón cayó sobre la puerta de un mercado". A las dos de la madrugada la calle Tomás Borrás permanecía cortada por la Policía Municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 1998