Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar celebra el comienzo del diálogo entre Pristina y Belgrado

El presidente del Gobierno español, José María Aznar, señaló ayer en la clausura de la Asamblea del Atlántico Norte que «el comienzo del diálogo entre las autoridades serbias y las de Kosovo es un hecho que despierta esperanza», pero lanzó a continuación un mensaje de advertencia al presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic: «No permaneceremos pasivos ante el deterioro de la situación. El presidente Milosevic tiene que comprender que ni la OTAN ni la UE aceptarán el mantenimiento del statu quo , pero tampoco es legítimo cuestionar las fronteras reconocidas por la comunidad internacional».Aznar subrayó que los intereses comunes de los europeos en materia de seguridad son «contener la proliferación de las armas de destrucción masiva y combatir el terrorismo».

La Asamblea Parlamentaria de la OTAN condenó la violencia de los policías serbios contra los habitantes de Kosovo y los ensayos nucleares en India, que significan «un paso atrás y un riesgo para la inestabilidad» en la zona.

Por otra parte, el español Javier Rupérez, presidente de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, fue nombrado ayer observador de esa organización en las elecciones legislativas de Montenegro del próximo domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 1998