Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alianza Bertelsmann-Kirch divide a la Comisión Europea

Bangemann y Oreja favorecen la fusión digital frente a Van Miert

La posibilidad de que la Comisión Europea acabe prohibiendo la fusión de las plataformas de televisión digital de los grupos alemanes Bertelsmann y Kirch ha provocado una tormenta política. Martin Bangemann, comisario de Industria, y Marcelino Oreja, de Cultura y Audiovisual, defienden esa fusión y discrepan del responsable de Competencia, Karel van Miert, partidario, en principio, de la prohibición.

Éste último, que estuvo ayer en Madrid para participar en una reunión con empresarios, anunció para hoy un último intento de conciliación entre sus servicios y directivos de los dos gigantes alemanes de la comunicación. Es el primer comentario del comisario después de que su portavoz dijera este fin de semana que la Comisión no aprobaría la fusión entre Premiere (la televisión digital controlada por Bertelsmann) y DF1 (la cadena de Kirch), proyecto en el que también participa el operador de telecomunicaciones Deutsche Telekom.La declaración del colaborador de Van Miert ha provocado irritación en Bruselas. Tanto el alemán Martin Bangemann como el español Marcelino Oreja apoyan la fusión en nombre de la competitividad del sector audiovisual europeo frente al de Estados Unidos.

"No se pueden poner puertas al campo. Lo que está haciendo Van Miert perjudica al desarrollo de las telecomunucaciones europeas en favor de las americanas", declaró el portavoz de Oreja. A su juicio, prohibir la fusión de Premiere y DF1 dificultará el desarrollo de la televisión digital europea. Un directivo del grupo Kirch anunció días atrás que esta corporación cerrará su plataforma digital si las autoridades comunitarias impiden la fusión con Premiere.

La tensión existente en el seno de la Comisión Europea quedó patente de nuevo cuando la portavoz de la Comisión Europea, la luxemburguesa Martine Reicherts, declaró ayer en público que la opinión del responsable de la Competencia "es sólo una de las 21 opiniones que hay en el Colegio de Comisarios". Y recordó que se necesita el apoyo de 11 comisarios para que se apruebe la propuesta de Van Miert, en el sentido de rechazar la fusión. Una declaración interpretada por otras fuentes de la Comisión como "un primer indicio de que el presidente Jacques Santer, que hasta ahora no ha dicho esta boca es mía, se está acercando a las posiciones de Bangemann y Oreja".

La portavoz de Santer fue aún más explícita al recordar que "este caso no sólo se ha de estudiar a la luz de la política de la competencia, sino teniendo en cuenta también sus repercusiones en los campos de la industria y de la cultura". Una alusión, precisamente, a las áreas de las que se responsabilizanBangemann y Oreja.

El caso Bertelsmann-Kirch ha sido incluido en el orden del día de la reunión que celebrará mañana el Colegio de Comisarios. Pero la portavoz de Santer admitió que puede acabar retrasándose. Los jefes de gabinete de los comisarios han decidido no tomar ninguna posición y dejan el asunto en manos de los miembros de la Comisión. De modo que éstos podrían empezar mañana la discusión, pero aplazar la decisión hasta el miércoles siguiente.

Un comité de expertos, que representa a cada uno de los quince Estados miembros de la Unión Europea, se pronunció contra la fusión hace dos semanas y ayer evaluó de nuevo la cuestión. Las nuevas ofertas planteadas en los últimos días por los grupos Kirch y Bertelsmann han sido calificadas de "insuficientes" por el entorno de Van Miert, quien comentó ayer que desconocía si habrá nuevos planteamientos por parte de ambos. "Las últimas concesiones ofrecidas por Bertelsmann y Kirch seguían sin reunir las condiciones necesarias para despejar nuestras preocupaciones. Mañana (por hoy) veremos", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998