Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL 'CASO MAREY'.

El PSOE afirma que en el origen del sumario hubo "interferencias políticas"

El PSOE advirtió ayer que su voz no se escuchará respecto al juicio de los GAL hasta que haya sentencia. Ahora bien, como declaración de principios y antes de entrar en un deliberado silencio, la Ejecutiva Federal puntualizó: "En el origen del sumario instruido sobre Segundo Marey ha habido notorias interferencias de cuatro conocidos personajes: Mario Conde, Juan Alberto Perote, Pedro J.Ramírez y Francisco Álvarez Cascos".

La Ejecutiva Federal socialista, como primera y última declaración hasta que haya sentencia, mostró ayer su solidaridad con José Barrionuevo y Rafael Vera y mostró su confianza en que, finalmente, el Tribunal Supremo llegue a la conclusión de la inocencia de ambos. Además, el secretario general, Joaquín Almunia, puntualizó que los móviles de quienes han interferido en el sumario "no han sido jurídicos"."Mantenemos nuestra absoluta convicción en que José Barrionuevo y Rafael Vera son inocentes y lo basamos en su trayectoria personal y política. Nos solidarizamos con ellos esperando que nuestra convicción en su inocencia sea corroborada por el Tribunal Supremo", leyó Almunia en nombre de la dirección del PSOE.

Otra de las decisiones de la Ejecutiva socialista sobre este asunto fue la de mostrar su absoluto respeto hacia la Sala Segunda del Supremo y exigir que ese mismo respeto lo mantengan todos los partidos "y cualquier otro estamento que vaya a opinar sobre la marcha del juicio".

El secretario general del PSOE afirmó que su Ejecutiva no había analizado las declaraciones de Felipe González en las que reprochó al Gobierno actual del PP un comportamiento destinado a politizar el caso Marey. Las palabras del ex presidente González no fueron comentadas, pero la Ejecutiva tiene su propia opinión y no es muy distinta de la de él mismo. Tan sólo hubo un matiz, dado que Almunia citó "las notorias interferencias políticas" en el "origen" del sumario, es decir, antes de que llegara al Supremo.

Al citar al ex banquero Mario Conde, al ex agente del Cesid Juan Alberto Perote, al director de El Mundo, Pedro J.Ramírez, y al vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, Almunia les metió en el mismo saco y dio a los tres primeros la condición de "políticos".

En contraste con estas declaraciones, el Partido Nacionalista Vasco advertía contra la posibilidad de que los jueces decidan la prescripción de algunos delitos que se juzgan en esta causa.

» Xabier Arzalluz: "Puede haber implicaciones hasta en París". El presidente del PNV sugirió que el juicio podría ampliar el banquillo y llegar hasta Felipe González y "muchas personas en París". En su opinión, en el banquillo no están todos los que son. "Según cómo vaya el proceso, puede haber implicaciones hacia arriba" y no detenerse en González. "Una actuación organizada en otro Estado celoso de sus cosas como es el francés difícilmente se puede entender si no están enterados muchos, tanto en Madrid como en París", declaró a ETB.

» Juan María Atutxa: "La prescripción sería una vergüenza". Para el consejero vasco del Interior, "sería una vergüenza" que los magistrados aceptasen la prescripción de los delitos. Aunque admitió que habría que asumirla y acatarla, se mostró convencido de que el proceso "va a continuar" a pesar de los intentos de la defensa. A su entender, el caso Marey tiene una gran importancia para que la clase política recupere la confianza de los ciudadanos. "Las leyes están para cumplirlas y si se decide la prescripción deberíamos callar", dijo Atutxa. Pero añadió: "Si hay un ex ministro y altos responsables, la vara de medir ha de ser la misma, porque el GAL ha acarreado angustia y sufrimiento a un montón de familias. Sus responsables, sean del nivel de fueren y el cargo que hubiesen ostentado, deben ser tratados por la Justicia desde el mismo rasero y con la misma igualdad con la que pudiera ser tratado cualquier ciudadano".

» Enrique Villar: "Hay que dar libertad a la Sala". El delegado del Gobierno en el País Vasco advirtió que "lo que hay que hacer es dejar a la Sala del Tribunal Supremo que haga el juicio en libertad" para que el proceso no influya en la sociedad, especialmente en la vasca. "Si a priori estamos empezando a juzgar la propia sentencia, haremos un flaco favor", añadió.

» Foro Ermua: "Un juicio digno de reconocimiento". Carlos Martínez Gorriarán, doctor en Filosofía de la Universidad del País Vasco y representante de quienes se oponen a las concesiones a ETA, opinó: "Todo juicio que tienda a depurar ataques a la democracia, como éste, un caso de terrorismo de Estado, es absolutamente digno de reconocimiento". :

Manifiesto por el Diálogo y la Paz: "¿Un caso único o un conjunto único de casos?". El profesor de Historia de la Filosofía José María Ripalda, en nombre del manifiesto que aboga por el diálogo con ETA, se preguntó si "el GAL ha sido un caso único o un conjunto único de casos" y argumentó que "buscar una solución policial a un problema político lleva a una conculcación de derechos humanos". :

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998

Más información

  • Señala a Conde, Perote, Ramírez y Cascos