Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Tiempo de ajustes

Los mercados de valores han entrado en una zona de ajustes para acoplar las posiciones a una situación de tipos de interés estables, por el momento. Los analistas insistían ayer en que no se ha producido ningún cambio sustancial respecto del fondo de la cuestión. La economía de Estados Unidos sigue caliente y parece que la única forma de frenarla pasa por el ajuste de los tipos de interés.

También hay quien recuerda que la última crisis económica empezó con algunos intentos de aterrizaje suave de una economía recalentada, por lo que tal vez fuera mejor dejar que sea el mercado el que busque por sí mismo los niveles de ajuste, actitud que parece coincidir con la de la Reserva Federal (en banco central de EE UU), al menos en los últimos meses.

La Bolsa española abrió al alza animada por el resultado de la sesión anterior en Wall Street pero, al igual que la de Estados Unidos, fue perdiendo fuerza poco a poco hasta terminar con un descenso del 0, 11% en el índice de Madrid. La contratación vuelve a bajar hasta la zona de los 130.000 millones de pesetas, aunque en esta ocasión hay que tener en cuenta que hubo aplicaciones por más del 15% del total negociado. [Wall Street cerró con pérdidas de 39, 11 puntos (0, 43%). El índice Dow Jones quedó en 9.132, 37].

El ajuste más espectacular se producía en los mercados de divisas. El dólar sufrió un recorte importante frente a las monedas europeas. Al cierre de la sesión un dólar cotizaba a 149, 19 pesetas, frente a las 151, 03 del día anterior, y a 1, 7575 con el marco. La cotización con el yen estaba en 135, 71, algo más baja que el miércoles pero mucho más estable que las divisas europeas. Los operadores estiman que aunque la amenaza de una subida de tipos continúa presente la aparente solución de los problemas en Asia ha reforzado el desmantelamiento de numerosas operaciones a corto plazo.

La rentabilidad del bono español de referencia a 1 0 años terminó la sesión en el 5, 11%, dos centésimas por debajo del miércoles, y el diferencial con la deuda de Alemania sigue manteniéndose en 0, 20 puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1998