Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prorrogada la prisión de Dorado y Bayo por el "caso Lasa-Zabala"

La Audiencia Nacional ha prorrogado la prisión preventiva de Enrique Dorado Villalobos y Felipe Bayo Leal, ex guardias civiles del cuartel de Intxaurrondo (San Sebastián) procesados por el secuestro, tortura y asesinato de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, debido al riesgo de que se fuguen.Los dos ex agentes han pasado ya dos años en prisión preventiva, pero la Sala de lo Penal de la Audiencia ha autorizado el mantenimiento de esa situación hasta que se celebre el juicio, siempre que sea antes de dos años. La ley establece la puesta en libertad de todo preso preventivo que haya pasado cuatro años a la espera de ser juzgado.

El tribunal ha considerado que tanto Dorado como Bayo, "de quedar en libertad, podrían tratar de sustraerse a la acción de la justicia, pues cabría que recibiesen el apoyo de otras personas implicadas, interesadas en que los hechos no lleguen a desvelarse, ni puedan ser enjuiciados".

"El riesgo de fuga", añade la resolución de la Sala, "se ve incrementado por el actual estado de la causa, al haberse concluido ya la instrucción y presentarse como cercano el momento en que pueda entrarse en la fase de juicio oral". Respecto de Bayo, se sostiene que el riesgo de fuga no desaparece "por más que padezca una fuerte depresión nerviosa, de la que actualmente está siendo tratado, ni tampoco por el cambio de sentido de sus declaraciones, aunque pueda evidenciar una reciente actitud de colaborar con la Administración de Justicia".

Por otro lado, el juez Baltasar Garzón levantó ayer la imputación al coronel Manuel López Fernández después de que éste declarase en relación con una supuesta operación del Cesid consistente en utilizar a mendigos como cobayas humanos para probar la eficacia de un fármaco, una especie de suero de la verdad, que habría de ser empleado con Josu Ternera, entonces máximo responsable de ETA y a quien se pretendía secuestrar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 1998