Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

COMUNIONES A PALOS

Seis contusionados, una joven de 25 años ingresada en el Hospital Clínico de Zaragoza y un ciudadano liberiano detenido, como supuesto autor de una agresión con navaja, fue el fin de fiesta de dos comuniones que se celebraron en el Parque de Atracciones de Zaragoza, una tarde de diversión que acabó a palos. Los motivos de la pelea, que tuvo que ser atajada por varias dotaciones de Policía, no están claros. Alguien intentó colarse en la fila de las taquillas y los insultos de uno de los grupos dieron paso a los porrazos. Aunque los contendientes eran ciudadanos liberianos y españoles, la Policía negó connotaciones racistas. También negó esas connotaciones el gerente del parque, Arturo Almuzara, que estaba atónito ante lo ocurrido el domingo por la tarde. «La bronca fue en la puerta entre unas 15 personas. En el interior, casi 5.000 personas que estaban divirtiéndose no se enteraron de nada». El gerente reconocía que en los 24 años de vida del parque no había ocurrido nunca nada igual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1998