Decenas de jefes de la Mafia cobran pensiones del Estado italiano

Vito Vitale, de 39 años, jefe en alza de la Mafia siciliana -huido desde 1995 y detenido el 14 de abril por la policía de Palermo- cobró hasta hace dos meses una pensión parcial de invalidez como bracero agrícola. Como él, decenas de padrinos de Cosa Nostra , en prisión algunos de ellos, con miles de millones de pesetas requisados por las fuerzas del orden, cobran con la mayor naturalidad del Instituto Nacional de Previsión, pensiones que oscilan entre las 60.000 y las 180.000 pesetas, según revela un documento de la comisión parlamentaria antimafia que publica el semanario italiano Il Mondo.Según el sorprendente documento, que ha sido elaborado por el número dos de la comisión antimafia, el neocomunista Niki Vendola, hasta Salvatore Totó Riína, jefe máximo de la Cosa Nostra hasta su detención en 1993, solicitó una pensión de jubilación al instituto, aunque en este caso le fue denegada. Y a título de curiosidad, hasta Teresa Vitale, esposa del famosísimo ex mafioso y hoy colaborador de la justicia estadounidense Gaetano Badalamenti, recibe una ayuda social de cerca de 45.000 pesetas mensuales.

La lista de mafiosos beneficiarios del «Estado de bienestar a la italiana», publicada en vísperas de la admisión oficial este fin de semana de Italia en el euro, no dejará de inquietar a los socios holandeses y alemanes, que han reclamado una reducción del gasto asistencial al Gobierno de Roma. Entre los nombres mencionados en el informe figura, por ejemplo, Vicenzo Virga, de 62 años, investigado por la policía como reciclador del dinero negro del clan de los corleoneses en la zona siciliana del Trapanense, al que le han sido confiscados miles de millones de liras, pese a lo cual disfruta desde hace 23 años de una pensión de invalidez de 60.000 pesetas mensuales.

Jubilación en la cárcel

Otro padrino, Francesco Messina Denaro, de 70 años, jefe de Castelvetrano, cobra una jubilación de 100.000 pesetas mensuales. Su hijo Mattia, junto a Bernardo Provenzano, uno de los mafiosos más buscados por la policía italiana, cobra también de la previsión nacional, en este caso el seguro de desempleo como obrero agrícola.Algunos de los beneficiarios denunciados ahora por la antimafia están ya en prisión como Emanuele Di Natale. Pero a pesar de ello este hombre se las sigue ingeniando para seguir cobrando, como lo ha venido haciendo en los últimos 20 años, su pensión de invalidez que asciende a 70.000 pesetas mensuales. Aparte de Vitale, el más importante hombre de honor de los citados en el informe de Vendola es Salvatore Di Gangi, de 56 años de edad, padrino de la familia Sciacca, del Agrigentino, que cobra desde hace más de 11 años una pensión de jubilación anticipada como empleado de banca de unas 180.000 pesetas mensuales.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción