Un teniente coronel mata a 12 soldados y hiere a otros siete en Chiapas

Por si fueran pocas las desgracias que aquejan de Chiapas, ayer acontenció una más: un teniente coronel mató a doce soldados e hirió a siete más en la base militar de Copalar, limítrofe con la población de Comitán, uno de los acuertelamientos del Ejército en el Estado mexicano donde hace cuatro años se sublevaron los zapatistas del subcomandante Marcos. Las causas del accidente no estaban claras.Todavía confuso el accidente, la versión castrense dice que el jefe, Santiago Pablo Robles López, se encontraba ebrio cuando, poco antes de las siete de la mañana (la una de la tarde, hora de Madrid), arrolló a un pelotón de 18 soldados que efectuaba los habituales ejercicios físicos. Según otra versión, manejada poco después de suceder los hechos, pero negada oficialmente, el mando ametralló indiscriminadamente a sus subordinados bajo los efectos del alcohol.

Eduardo Montoya, subprocurador de la Procuraduría de Justicia (Fiscalía) de Chiapas, a 1.200 kilómetros al sur de la capital federal, confirmó la existencia de doce muertos y siete heridos a consecuencia de las heridas causadas por la embestida de un vehículo militar.

El teniente coronel permanece detenido en la base, levantada a dos kilómetros de distancia de Comitán, y a 70 de San Cristóbal de las Casas, cuya principal misión es aprovisionar de combustible a parte de las tropas desplegadas en el norte del conflictivo Estado.

El hecho de que llegara a ella un equipo de especialistas en balística, al que acompañaban los forenses, alimentó la hipótesis del ametrallamiento. El teniente coronel, cuyo nombre no ha sido facilitado, se encuentra detenido en las instalaciones de la base aérea, localizada a dos kilómetros a las afueras de Comitán y que sirve como centro de provisión de combustible para las tropas desplegadas en la selva Lacandona. Los cadáveres de los militares muertos fueron llevados al servicio médico forense de la Procuraduría de Justicia de Chiapas, mientras los heridos eran atendidos en las instalaciones de la base, según las fuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50