Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Trabajar en la construcción

No trabajo en la construcción, quizás por ello puedo preguntar en voz alta lo siguiente: ¿Por qué se ocultan las numerosas horas extraordinarias que realiza cada trabajador? ¿Por qué los sindicatos se resignan a que éstas se disfracen en nómina como complementos? Los sueldos en la construcción son bajos, se convierten en decentes gracias a las camufladas horas extraordinarias, pero, lógicamente, repercuten, por cansancio, en la seguridad de los trabajadores. A la patronal le interesa esta situación; los trabajadores la acatan por necesidad, pensando, tal vez, que la «lotería» macabra de los accidentes no les va a tocar a ellos. Por otro lado, ¿quién no ha visto alguna obra todos los días en la que los trabajadores están sin casco, los andamios sin redes protectoras, sin arnés, etcétera? Todos los ciudadanos, todos, deberíamos denunciar estas situacione para acabar con ese terrible goteo mortal.- . .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 1998