Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El traslado de los empleados de la prisión de Málaga eleva la inseguridad, según CC OO

El reciente concurso de traslados ha dejado en cuadro a la plantilla de la cárcel malagueña. Medio centenar de funcionarios se ha ido a otros centros penitenciarios, lo que ha rebajado el número de trabajadores a unos 400, es decir 150 menos de los que, según CC OO, debería haber. Para el sindicato, esta "falta de previsión" de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias aumenta la inseguridad en el recinto carcelario, ralentiza la tramitación de expedientes de los reclusos y perjudica a los funcionarios.

Los funcionarios, a partir de ahora, tendrán más cargas de trabajo. Además, la dirección ha recortado de momento la posibilidad de solicitar permisos. La queja de la central sindical se produce una semana después de que Izquierda Unida denunciara que la prisión malagueña alberga el doble de presos de lo que permiten sus intalaciones. Según reconoció el Gobierno central en una respuesta parlamentaria a Izquierda Unida, al 1 de abril pasado había en el centro 1.548 internos, cuando la á rcel fue construida para 800 presos. José Pedro Fernández, portavoz del sindicato de administración pública de CC OO, admitió que la situación es imputable a Madrid, pero lamentó que la dirección provincial no adopte una actitud más reivindicativa ante sus superiores. "Los responsables de la prisión han tirado por la calle de enmedio cortando los permisos al personal porque si no, los mínimos no se pueden cubrir. Esta falta de previsión supone un deterioro de la atención de los internos, de sus familiares y el bloqueo del acuerdo alcanzado con los sindicatos sobre vacaciones y permisos", protestó el dirigente. Déficit de plantilla Según la organización obrera, el déficit de plantilla ya era acuciante antes de que comenzaran los traslados, pero se ha acentuado desde hace una semana, cuando en torno a 50 funcionarios han abandonado sus plazas en Málaga para ocupar sus nuevos destinos. José Pedro Fernández avanzó que en los próximos días las organizaciones sindicales representadas en la prisión -CC OO, UGT, CSIF y ACAI- mantendrán una reunión para consensuar los pasos a seguir. CC OO remitió ayer un escrito a la dirección provincial en el que le urge a adoptar las medidas pertinentes para corregir la situación. Desde la organización sindical se calificó el déficit de personal de "grave" no sólo porque habrá serias dificultades para cubrir las bajas, sino también porque las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina. Como solución inmediata, mientras se aumenta la dotación de funcionarios, CC OO propone contratar empleados en prácticas. Ayer fue imposible recoger la versión de la dirección del centro carcelario. La semana pasada, el diputado de Izquierda Unida José Luis Centella admitió que la masificación era una característica común del conjunto de las cárceles españolas, pero reclamó al Gobierno central que atendiera las peculiaridades del recinto de Alhaurín, en el que hay cerca de 300 reclusos extranjeros, de 43 nacionalidades diferentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 1998

Más información

  • Medio centenar de funcionarios han ido a otros centros penitenciarios